Los creadores de la vacuna rusa del centro Véktor afirman que garantiza la inmunidad frente al COVID-19 en un mes

Representantes del centro de virología y biotecnologías Véktor, que ha creado la segunda vacuna contra el covid-19 registrada en Rusia, EpiVacCorona, han declarado este viernes que su desarrollo garantiza la inmunidad frente al coronavirus en un mes después de la primera inyección.

“El nivel de protección puede alcanzarse en un plazo diferente para cada persona, pero en promedio se forma en un mes”, ha afirmado Alexánder Rýzhikov, responsable del departamento de enfermedades zoonóticas y gripe de Véktor, durante una conferencia de prensa en línea organizada por la agencia TASS.

Rýzhikov también ha detallado que la vacuna desarrollada por el centro Véktor se conserva a una temperatura de entre 2 y 8 grados centígrados y puede ser transportada en un refrigerador que mantenga la misma temperatura, por lo cual no hay problemas con el almacenamiento y conservación de la EpiVacCorona.

Un científico ruso contrae covid-19 dos veces y asegura que no habrá ninguna inmunidad colectiva
Un científico ruso contrae covid-19 dos veces y asegura que no habrá ninguna inmunidad colectiva
La vacunación para los rusos será gratuita y el centro ya se muestra preparado para fabricar hasta cinco millones de dosis de su vacuna al año, aseguró el representante de Véktor. De momento, los científicos han preparado los materiales sobre su estudio para la publicación en revistas internacionales y esperan que sus resultados y conclusiones se publiquen pronto.

La EpiVacCorona fue registrada en Rusia en octubre, y en noviembre el Ministerio de Salud otorgó al centro Véktor el permiso para llevar a cabo ensayos clínicos en hasta 3.000 voluntarios y personas mayores de 60 años. Según Rýzhikov, los primeros 25 participantes mayores de 60 años no presentaron quejas sobre su estado de salud.

Entre tanto, los científicos estiman que la revacunación será necesaria en entre seis y diez meses después de las primeras dos inyecciones y, aunque a estas alturas de las investigaciones es imposible predecir cuán estable será la protección del organismo, se espera que posteriormente baste con la inoculación una vez en cada tres años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *