‘Maximum Overdrive’, la desastrosa película dirigida por Stephen King

Para mediados de los años ochenta, Stephen King ya contaba con una gran reputación, tanto en el mundo de la literatura como en el del entretenimiento, pues muchas de sus obras ya se habían adaptado al cine y la televisión. Por tanto, el que King se interesara por adaptar una obra suya sonaba como una buena idea en todos los sentidos. Hasta que no lo fue. Maximum Overdrive se convirtió en una de las cintas más desastrosas de la historia del cine, y un tropezón en la carrera del escritor.

Muchas personas están de acuerdo en que lo mejor de Maximum Overdrive es su tráiler. En dichos avances, el propio Stephen King publicita su película en donde promete asustarnos como nunca antes. Sería justo decir que otra cosa buena sobre este largometraje fue la expectativa que despertó en su momento. Después de todo, el rey del horror, el gran King, estaría a cargo de un título de horror. Sin embargo, se cumplió esa sabiduría que esconde el refrán de: “Zapatero a tus zapatos”.

Y es que Maximum Overdrive se convirtió en el ejemplo de todo lo que no se debe hacer, y de todo lo que puede salir mal en una producción cinematográfica.

Maquinas asesinas y una adicción

En diversas ocasiones Stephen King ha dicho que el proyecto de Maximum Overdrive estaba condenado al fracaso, ya que lo realizó bajo los efectos de la cocaína y el alcohol. Dos adicciones que estaban en su punto más alto durante la confección de esta cinta.

El entonces King, de 39 años, ya se había ganado un lugar en el género del horror. En aquel momento ya había publicado títulos exitosos como Carrie, La larga marcha, Cujo, Carretera maldita y Christine. También para esos años ya se habían adaptado varias de sus obras con grandes directores a la cabeza. Tales como Brian de Palma (Carrie), Goerge A. Romero (Creepshow), David Cronenberg (La zona muerta), John Carpenter (Christine). Y, por supuesto, Stanley Kubrick, que adaptó El resplandor.

Por tal motivo, el proyecto de Maximum Overdrive pronto consiguió luz verde. La producción corrió a cargo del destacado productor italiano Dino De Laurentiis, famoso por haber realizado hasta 500 películas, entre ellas la saga de Hannibal Lecter. La mala para este productor es que su apuesta por Stephen King no solo fue fallida, sino desastrosa.

Maximum Overdrive, la rebelión de las máquinas

Maximum Overdrive

Todo en Maximum Overdrive sonaba bien: escrita y dirigida por Stephen King, producida por Dino de Laurentiis, protagonizada por Emilio Estévez y musicalizado por AC/DC. Sin embargo, nada de esto le valió a King para cumplir su promesa de asustar a su público como nunca antes. Más bien sucedió lo contrario; se convirtió en una cinta risible y penosa. ¿Será ya una película de culto?

En Hispanoamérica se llamó a esta cinta como La rebelión de las máquinas. King adaptó su propio relato titulado Camiones, el cual fue publicado en El umbral de la noche, la antología de 1978. En dicho cuento, un grupo de individuos se resguardan en una parada de camiones después de que los camiones de semirremolques y otros vehículos grandes de repente cobran vida independiente por una fuerza desconocida. Pero no solo eso, aquellos camiones vivientes o sintientes buscan exterminar a todos los humanos que encontraran por su camino. El relato está contado por un narrador testigo y explica como él y otros individuos se atrincheraron para sobrevivir.

Quizá desde que King decidió para su adaptación dotar de vida a todas las máquinas habidas y por haber, fue que comenzó la catástrofe de Maximum Overdrive. Y es que, como bien sabemos, lo importante no es el grado de fantasía que tenga una historia, sino su verosimilitud, y en la cinta de King nada tiene mucho sentido. Todas las máquinas cobran vida y, en el caso de los camiones, unos sí y otros no, a conveniencia. Además, por la falta de dirección y seguramente de planeación, todo ocurre con grado de caos que no le va bien a la historia.

La crítica, el público y la recaudación castigaron a la cinta de King. Eso sí, Maximum Overdrive recibió dos nominaciones a los premios Golden Raspberry. Uno para Emilio Estevez al peor actor y el otro para Stephen King al peor director.

Una historia sin asidero, un director inexperto y bajo la influencia de alcohol y drogas, fueron quizá solo dos de las razones que llevaron al fracaso a Maximum Overdrive. Por consiguiente, este largometraje no solo fue el debut de Stephen King como director, sino también su despedida.

El artículo ‘Maximum Overdrive’, la desastrosa película dirigida por Stephen King se publicó en Hipertextual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *