Restricciones logran indicadores a la baja en contagios y ocupación hospitalaria: expertos

Noticias de Chihuahua.-

El equipo de especialistas de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH) que procesa los indicadores de la evolución de la pandemia del Sars-Cov-2, demostró los resultados a la baja obtenidos con las medidas emergentes de restricción de movilidad en las últimas semanas.

En el programa Chihuahua Adelante del gobernador Javier Corral, el coordinador ejecutivo de Gabinete, Jesús Mesta Fitzmaurice, se explicó a la ciudadanía gráficamente, cómo los indicadores van a la baja después de la emergencia, sin embargo, advirtieron que no se deben relajar aún las medidas de higiene y sana distancia, principalmente el uso de cubrebocas.

“Tenemos elementos para explicar que se ha podido reducir la velocidad de la cadena de contagios y hemos empezado un proceso muy sólido para revertir la tendencia ascendente del COVID-19 en el estado de Chihuahua”, expresó Mesta Fitzmaurice.

Señaló que “concluido el estado de emergencia que se estableció por dos semanas, vamos a iniciar una nueva fase de modalidades para la reapertura y actividades económicas que serán dadas a conocer el día de mañana por el gobernador Javier Corral después de la sesión del Consejo Estatal de Salud”.

En el programa que se transmite por las redes sociodigitales del Gobierno del Estado, se contó con la presencia del Dr. Gilberto Sandino Aquino de los Ríos, investigador de la UACH y colaborador el Grupo de Análisis de Datos de la Secretaría de Salud del estado de Chihuahua, con quien dialogó el coordinador ejecutivo de Gabinete para explicar las gráficas que fueron preparadas.

El Grupo es compuesto por especialistas de las facultades de Ciencias Químicas, Ingeniería y Zootecnia y Ecología de la UACH y su principal tarea ha sido revisar la actualidad en torno a la pandemia y elaborar informes técnicos para la toma de decisiones en el tema de prevención, diagnóstico, tratamiento y manejo del virus y de la enfermedad.

El reporte se soporta en los datos de movilidad que Google recopila de la información de millones de teléfonos inteligentes con la aplicación de geolocalización Maps.

Mesta Futzmaurice pidió al especialista que explicara los resultados que arrojaron las medidas desde que inició el semáforo rojo el 23 de octubre y luego las dos semanas de emergencia.

Dr. Aquino: El grupo procesa las bases de datos de contagios, tanto de la base de datos Sisver como el masivo que se hace a nivel estatal y la plataforma Google. Los resultados son los siguientes:

Lámina 1. Uno de los productos es que podemos geolocalizar tanto los contactos como los contagiados y combinarlo, en este caso con una red neuronal para calcular el riesgo de las personas que pudieran, una vez estando contagiados, ingresar a una hospitalización, lo que ayuda a los grupos de Epidemiología para hacer un rastreo tanto de contactos como de contagiados más efectivos.

Jesús Mesta: ¿Estas gráficas se generan a raíz del movimiento de la gente que trae un celular y que lanza una georreferenciación?

Dr. Aquino: De varias formas se generan estos datos, unos se generan a partir de lo que recolecta el grupo Epidemiología y otros a través de la plataforma Google.

Lámina 2. En esta diapositiva podemos ver precisamente dos de los indicadores de la plataforma Google, que en total maneja 6 indicadores de movilidad, aquí estamos viendo el histórico desde mediados de marzo hasta la actualidad.

Esta última actualización es del 13 de noviembre y vemos ahí el pico hacia la baja, el mínimo de movilidad que tuvimos en el primer fin de semana, una vez que entraron estas restricciones. Respecto al histórico, vemos que ha sido la más baja movilidad que hemos presentado en estos fines de semana.

Jesús Mesta: la gráfica separa la movilidad, arriba dice tiendas y ocio y abajo supermercados y farmacias.

Dr. Aquino: Como comentaba, la plataforma Google maneja 6 indicadores, ahorita para ilustrar se colocaron solo dos.

Lámina 3. Aquí vemos la combinación de los 6 indicadores, cómo a partir de las medidas de restricción que se empezaron a realizar a mediados de octubre, empezó a bajar hasta tener ese pico mínimo que fue el primer fin de semana y lo cual es bastante bueno, porque también se ve cómo empieza a estar correlacionado con la tendencia hacia la baja del número de contagios diarios que es la gráfica de barras que están en color azul y naranja.

Entonces ahí vemos como, conforme bajamos la movilidad, efectivamente empiezan a ir hacia la baja el número de contagios diarios.

Jesús Mesta: Entonces, la estrategia de las medidas de emergencia de estas dos semanas era precisamente eso, reducir la movilidad, porque mucha gente nos decía: es que la estrategia debe ser diferente, debería ser evitar aglomeraciones, esa etapa viene ahora.

Esta etapa era reducir la movilidad y podemos ver que efectivamente se logró ese objetivo, inclusive mucha gente nos decía que por qué las tiendas de autoservicio las cerrábamos en fin de semana. Esa es la respuesta, queríamos reducir la movilidad, ahí lo tenemos medido.

Incluso, la movilidad de los autoservicios se redujo y hay una relación muy directa entre movilidad, contagios, ocupación hospitalaria y defunciones, y el que tengamos ahorita una baja en la movilidad, eso nos puede permitir saber que durante los siguientes 15 días vamos a tener un número reducido en el número de contagios de camas de hospital y de defunciones.

Dr. Aquino: Sí claro, no hay que olvidar que por la forma en que se comporta el virus, a partir del día en que se impongan las medidas de restricción, hay un desfase de aproximadamente 12 a 14 días para empezar a ver cómo van disminuyendo el número de contagios.

Mientras que en cuanto a hospitalizados y defunciones, es incluso un poco más grande ese desfase, de tres a cuatro semanas se verá la tendencia de reducción.

Lámina 4. En esta gráfica vemos la línea continua naranja que es la carga activa, representa al número de personas contagiadas que de manera efectiva pueden seguir propagando la enfermedad.

Mientras que la línea negra es el RT o la velocidad de transmisión del virus que está muy relacionado con la movilidad o con el relajamiento de las medidas de sana distancia, vemos cómo a principios y hasta mediados de octubre alcanzamos los picos tanto en el RT como en la carga activa, y empezamos a ver, a partir de mediados de octubre cómo va descendiendo de manera consistente.

Jesús Mesta: Y eso que dice doctor de la relajación de las medidas, así como es muy obvio que estas medidas de emergencia hacen esta reducción, también es muy obvio que cuando nos vamos al amarillo, la gente se relaja y piensa que ya salimos de ésta, empiezan a salir y a reactivar sus actividades como si nada y ese pico que tenemos es precisamente ese efecto.

Dr. Aquino: Exactamente, de hecho, estos son dos indicadores sencillos de entender: debemos de mantener una carga activa por debajo de esa línea roja que se está viendo y también una RT por debajo de esa línea roja. Ya ahorita el RT está por debajo de la línea roja y la carga activa, esperamos a finales de esta semana llegar a ese punto en que podemos estar más tranquilos.

Pero no podemos relajar las medidas de sana distancia porque los hospitales van a tardar una semanas más para que baje su ocupación hospitalaria.

Lámina 5. En esta diapositiva vemos el comportamiento general de los contagios y el acumulado. Cómo a inicios de octubre hubo un cambio de la pendiente, de la forma en que iba evolucionando la pandemia de manera considerable y como a finales de octubre, a partir de las medidas de restricción, se empieza a estabilizar.

Lámina 6. Esta es la gráfica de defunciones, vemos como hubo un pico que empezó un poco desfasado respecto a los contagios. El pico máximo se alcanzó a finales de octubre-principios de noviembre, y empezamos a ver poco a poco un descenso. En la gráfica de abajo vemos como la pendiente o la inclinación de esa línea recta roja empieza a ser ligeramente negativa, eso quiere decir que se estabilizó y que en las próximas semanas va a empezar a bajar el número de defunciones.

Lámina 7. Esta gráfica muestra por qué la importancia de mantener las medidas de sana distancia de al menos 1.5 metros y el uso de cubrebocas, porque tanto en hospitalización general como crítica, estamos por arriba del 50%.

Tenemos que esperar al menos una o dos semanas más para estar por debajo del 50% y no tener estresado al Sistema de Salud y obviamente a los médicos y enfermeras que lo atienden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *