EE.UU. desclasifica los conceptos de sus tanques del futuro

El Centro de Vehículos Terrestres del Ejército de EE.UU. de Fort Benning (situado a caballo entre Georgia y Alabama) ha desvelado las imágenes y algunas características de varios conceptos de su proyecto de tanque ‘opcionalmente tripulado’ (Optionally Manned Tank), la futura espina dorsal de sus tropas blindadas, indica el blog especializado The Dead District.

El primero de los tanques tiene una masa de 54 toneladas y su arma principal debería ser un cañón de 120 mm. Además, recibirá ametralladoras de calibre 7,62 y 12,7 mm. La torre del concepto se asemeja a la del tanque israelí Merkava, desplazada hacia la parte trasera del carro de combate.

El segundo concepto es más grande y pesa 59 toneladas. El carro puede equiparse con un cañón de un calibre más grande, lo que aumentará significativamente su potencia de fuego. Una de las características importantes del diseño es una torre de grandes dimensiones y de longitud considerable.

La tercera variante tendría un peso de combate de 64 toneladas. La forma de la torreta de ese carro de combate es parecida a la del tanque de batalla principal de Francia, el Leclerc. Un alto poder de combate, como en el segundo tanque, puede proporcionarlo un cañón de mayor calibre

Los modelos presentados no necesariamente llegarán a construirse, ya que simplemente muestran la dirección actual de desarrollo de las fuerzas blindadas del Ejército estadounidense.

Algunos requerimientos de los tanquistas de EE.UU.

Entre los cambios que los tanquistas estadounidenses querrían ver en los futuros tanques están las mejoras del sistema de calefacción y de aire acondicionado, así como la posibilidad de detectar amenazas de uso de armas nucleares, químicas o bacteriológicas.

Presentan Griffin II, el futuro carro de combate ligero del Ejército de EE.UU.

Otra modificación que les gustaría, y que puede parecer sorprendente, es recuperar la capacidad de cargar el cañón manualmente.

Los tanquistas de EE.UU. insisten también en que el tanque de batalla principal de próxima generación necesitaría sensores de diagnóstico logístico mejorados, así como un sensor de tensión de los eslabones de la oruga para detectar fallas o roturas inminentes.

Dada la tradicional mala visibilidad que se tiene desde dentro de un tanque, los soldados también exigen un blindaje ‘transparente’, provisto de sensores de conciencia situacional y un sistema de identificación amigo-enemigo.

Los soldados de tropas blindadas han solicitado también un sistema de suplantación de identidad para sistemas de detección de objetivos enemigos. Se trata de la capacidad de enviar señales falsas para los sistemas de detección de objetivos enemigos.

Otros dispositivos que desearían son un tablero de mapa digital y sistemas de comunicación inalámbrica habilitados para wifi.

Fuente: RT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *