Republicanos y Trump sufren revés en impugnaciones de estados clave

Los republicanos sufrieron reveses el viernes en sus impugnaciones relacionadas con los comicios presidenciales en tres estados muy disputados, mientras que un despacho de abogados, que fue objeto de críticas por su trabajo en la campaña del presidente Donald Trump, se retiró de un importante caso en Pennsylvania.

Las derrotas jurídicas comenzaron cuando un tribunal federal de apelaciones rechazó un intento de bloquear aproximadamente 9 mil 300 boletas enviadas por correo, que llegaron después del día de las elecciones en Pennsylvania. En su argumentación para respaldar la extensión de tres días, los jueces hicieron énfasis en los “enormes trastornos” y “desafíos sin precedentes” que enfrenta la nación por la pandemia de Covid-19.

El juez presidente de circuito, D. Brooks Smith, dijo que el panel de tres jueces no perdió de vista “una idea indiscutible en nuestro proceso democrático: que el voto depositado legalmente de cada ciudadano debe contar”.

El fallo involucra una decisión de la Corte Suprema de Pennsylvania de aceptar hasta el 6 de noviembre las boletas enviadas por correo debido a la pandemia y a la posibilidad de demoras en el servicio postal.

Los republicanos también le han solicitado a la Corte Suprema federal que analice el asunto. Sin embargo, no hay suficientes boletas que hayan arribado tarde como para modificar los resultados en Pensilvania, dada la ventaja que lleva el presidente electo Joe Biden. El exvicepresidente ganó el estado por una diferencia de aproximadamente 60 mil votos de unos 6.8 millones depositados.

La campaña de Trump y allegados han iniciado más de 15 impugnaciones legales en Pennsylvania, en un intento por reclamar para sí los 20 votos electorales que otorga el estado, pero hasta ahora no han ofrecido evidencia de ningún fraude electoral generalizado.

Un juez de Filadelfia no encontró ninguna evidencia y se negó a rechazar el viernes por la tarde alrededor de 8 mil 300 votos enviados por correo allí. La campaña ha lanzado litigios similares en otros estados, con pocos resultados.

En Michigan, un juez se negó el viernes a detener la certificación de los resultados electorales del área de Detroit, rechazando los alegatos de que la ciudad había cometido fraude y alterado el conteo con su manejo de los votos en ausencia. Es la tercera vez que un juez se niega a intervenir en el conteo estatal, el cual muestra a Biden con más de 140 mil votos de ventaja.

En Arizona, abogados de la campaña de Trump pidieron retirar una solicitud para una inspección manual de las boletas en el área metropolitana de Phoenix, al quedar claro que el número de papeletas en cuestión no podía modificar el desenlace de la contienda presidencial.

Mientras tanto, el enorme bufete de abogados Porter Wright Morris & Arthur, que había enfrentado críticas por su trabajo para la campaña de Trump, se retiró de una demanda que pretende impedir que las autoridades de Pennsylvania certifiquen los resultados electorales.

Porter Wright presentó el jueves una moción para retirarse, luego del aumento de las críticas de que los despachos de abogados que respaldan las impugnaciones republicanas a los comicios están ayudando a Trump a oponerse a la voluntad del pueblo estadounidense.

Porter Wright, que ha obtenido ingresos por más de 700 mil dólares de parte de la campaña de Trump, aparentemente canceló su cuenta en Twitter el martes después de que fue blanco de una ola de críticas. El despacho no respondió a preguntas específicas sobre dicha cuenta ni acerca de si dejará de representar completamente a la campaña de Trump.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *