Entrega Mesa Estatal de Seguridad Alimentaria más de 203 mil despensas

Noticias de Chihuahua.-

El gobernador del estado, Javier Corral Jurado y la presidenta del DIF Estatal, Cinthia Aideé Chavira de Corral, de la mano de los coordinadores de las ocho regiones que componen la Mesa Estatal de Seguridad Alimentaria, informaron que a la fecha han entregado 203 mil 990 despensas a familias en situación de vulnerabilidad por la pandemia del COVID-19.

En reunión virtual, la presidenta del DIF Estatal compartió que uno de los principales retos en esta pandemia está justamente en intensificar y fortalecer los vínculos con la sociedad civil.

Mientras que el gobernador Javier Corral expresó que la Mesa de Seguridad Alimentaria formó un pacto de corazones nobles y almas generosas, lo que permitió atajar uno de los riesgos que más ha preocupado desde que inició la pandemia.

Señaló que ante el riesgo del hambre, lo único que no se podía juntar a las numerosas crisis, era esa, porque el impacto hubiera sido enorme.

En la reunión virtual se contó con la presencia del empresario Luis Antonio Corral Pérez, quien en conjunto con los coordinadores de las Mesas Regionales, presentaron los resultados y acciones a través del “Diálogo en Busca de Soluciones”.

Luis Antonio Corral Pérez explicó que través de las ocho regiones establecidas, se logró en la primera etapa de confinamiento por la propagación del COVID-19, reunir alimentos a través de organizaciones y fundaciones quienes desplegaron acciones como rifas, donaciones, retos a comerciantes, intercambios de artesanías, así como el impulso de la campaña un “Hogar apoyando otro hogar”.

De esta manera, la Mesa Regional de la Sierra Tarahumara, coordinada por Luis Carlos Sias, entregó 62 mil 272 despensas a habitantes de las zonas más vulnerables. Mientras que en la Región Juárez, Verónica Jiménez, en representación de la fundación Pedro Zaragoza, distribuyó 55 mil 194 despensas.

En la capital del estado, Omar Rodríguez, coordinador de la Mesa Regional de Chihuahua, llevó a cabo la entrega de 44 mil 835 despensas. En Cuauhtémoc se entregaron 17 mil 390 apoyos. Le siguió Parral con 13 mil 120 bajo la coordinación de Juan de Dios Loya.

Jorge Luis Sáenz, coordinador de la Mesa Regional de Camargo, encabezó la entrega de 6 mil 313 despensas; en Ojinaga Juan Carlos Leyva coordinó el reparto de 3 mil 722 despensas y finalmente, mil 144 apoyos se destinaron a familias vulnerables de Nuevo Casas Grandes a través de la coordinación de Otto Gus.

Para la localización de las familias beneficiadas con estos mecanismos de solidaridad, la Mesa de Seguridad Alimentaria cuenta con un mapeado de las zonas más vulnerables del territorio estatal donde se han detectado las necesidades de cada región, explicó Corral Pérez.

Agregó que lamentablemente, “el regreso de esta pandemia nos ha golpeado de tal manera que el hambre y la necesidad no pueden esperar”.

En este sentido, la presidenta del DIF Estatal, Cinthia Aideé Chavira de Corral, compartió que estos meses de pandemia han constituido un verdadero reto y el mayor logro está justamente en intensificar y fortalecer vínculos con la sociedad civil en beneficio de las y los chihuahuenses.

Detalló que gracias a la inversión sin precedentes que propició el gobernador Javier Corral, “sumamos el compromiso y la vocación social del equipo DIF Estatal, que renovó, generó y diseñó acciones que garantizaran el apoyo alimentario. Acercamos así, tanto el alimento físico como el emocional en atención psicosocial a más de 700 mil personas, así como cerca de 300 mil despensas entregadas a igual número de familias”.

Agregó que a través de comunicación virtual y telefónica, se consolidó un apoyo económico por 2 mil pesos para complementar el ingreso familiar de 96 mil hogares de cinco ciudades con mayor densidad poblacional, al mismo tiempo que se fortaleció el poder adquisitivo que a su vez vino a apoyar las cadenas de consumo de productos de la canasta básica en estas mismas localidades.

“De cara a esta crisis socio sanitaria, estoy convencida que debemos evaluar el papel asumido y por asumir, no solo por parte del Estado, sino de los diversos actores y de las propias familias, para que podamos ser capaces de colocarnos en una senda de protección social, porque mitigar la creciente desigualdad que nos ha venido a exponenciar esta pandemia, debe orientar un rol muy activo en el esfuerzo a frenar este proceso de precarización y sus efecto”, dijo.

En su participación, el gobernador Javier Corral expresó que a través de esta Mesa de Seguridad Alimentaria se ha “formado un pacto de los corazones nobles y de las almas generosas, que en unas circunstancias y en un momento como en ninguna época, ha reclamado la solidaridad, la entrega y de pensar en el otro y por los otros, para atajar uno de los riesgos que más nos ha preocupado desde que conocimos de la pandemia del COVID-19”.

“Ante el riesgo del hambre, lo único que no podíamos sumar a las diversas crisis que estamos enfrentando: la crisis sanitaria, económica, de seguridad y política, no podíamos sumar la crisis del hambre, porque esa crisis hubiera sido y sería de enorme impacto en las otras”, destacó el gobernador.

Dijo que incluso, no asegurarles la alimentación a las personas más pobres y que menos recursos tienen, era jugar el riesgo de ensanchar las filas de la delincuencia y de la inseguridad, “así de ese tamaño, de esa dimensión es el reto que se ha asumido y de esa trascendencia es la labor de la Mesa de Seguridad Alimentaria”.

El mandatario estatal expresó su reconocimiento a todos los coordinadores de las mesas regionales de Camargo, Chihuahua, Cuauhtémoc, Juárez, Nuevo Casas Grandes, Ojinaga, Parral y de la Sierra Tarahumara, y particularmente, a Luis Antonio Corral Pérez, por la generosidad y entusiasmo con el que asumió esta empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *