¿Qué tienen en común Microsoft y Teletubbies?

Puede que el nombre de Jess Smith no te diga nada. Es más, si te topas con esta británica de cabellos rubios por la calle no la reconocerás. Pero,¿y si te digo que es famosa por ser la Bebé Sol de Teletubilandia? A no ser que hayas nacido después de 2001, es más que probable que conozcas de qué te estoy hablando. Incluso si naciste más adelante, en alguna ocasión habrás oído hablar de los Teletubbies. Una simple búsqueda en Google resolverá tu duda.

Los Teletubbies o Teletubbies, a secas, fue un programa de televisión británico que se convirtió en un éxito en todo el mundo. Algo sólo comparable a lo que ocurriera décadas atrás con Sesame Street, Barrio Sésamo en España y Plaza Sésamo en México. Teletubbies se emitió entre 1997 y 2001 en Reino Unido y pronto se exportó a otros países.

Su popularidad fue tal, entre pequeños y mayores, que en internet encontrarás parodias o guiños para todos los gustos. E incluso aparecieron en otros productos de ficción, como en episodios de The Simpsons, en varios gags de Robot Chicken o en un capítulo de Family Guy, por citar tres ejemplos populares. Es más, llegó a ganar un premio BAFTA en 1998.

Como todo éxito infantil, Teletubbies no sólo se emitió en televisión en reiteradas redifusiones. Algo que les encanta a los más pequeños de la casa. También se puso a la venta en formato VHS y DVD. Y, cómo no, contó con productos complementarios como juguetes, ropa o discos musicales. Hoy en día, hasta puedes coleccionar los Funko Pop de Tinky Winky, Dipsy, Laa-Laa y Po. ¿A que has leído sus nombres con su pegadiza melodía?

Microsoft y los Teletubbies interactivos

Y es aquí donde entra en escena Microsoft. En el merchandising de Teletubbies que llenó estanterías de jugueterías y que se vendieron como rosquillas. Uno de esos productos fueron los ActiMates que Microsoft fabricó a partir de 1999 inspirados en Teletubbies. Bueno, la parte de la fabricación fue a cargo de Hasbro a través de su marca Playskool. Pues bien. Bajo este nombre se vendieron muñecos achuchables que representaban a los cuatro populares Teletubbies. La pregunta es, ¿qué hacía Microsoft fabricando, o más bien, diseñando peluches?

La respuesta es que no eran simples peluches. Eran juguetes interactivos. Aprovechando que los Teletubbies tenían una pantalla en su barriga, sus equivalentes juguetones tenían una pantalla LED de tres colores. Pensados para niños de uno a cuatro años, los Actimates mostraban imágenes, letras, números o colores (verde, amarillo y rojo).

Pero había más. Los Teletubbies interactivos incluían 17 canciones por cada muñeco y 20 juegos. Y si pulsabas la pantalla durante una canción, ésta empezaba a sonar con otro instrumento. Es más, cada canción incluía una animación propia. Vamos, todo un combo de actividades ideales para los más pequeños de la casa. ¿Quién no querría tener un ActiMate en casa?

Según contaba el diario inglés The Guardian a finales de enero de 1999, los juguetes de Teletubbies de Microsoft ActiMates iban a presentarse en la New York Toy Fair de ese año y más adelante se venderían en Reino Unido. El propio diario recordaba que no eran los primeros juguetes fabricados por Microsoft, ya que en las navidades anteriores, las de 1998, ya habían vendido una réplica interactiva de Barney, el popular dinosaurio morado de la TV estadounidense. También habían creado muñecos interactivos de los ratones infantiles Arthur y su hermana D.W., protagonistas de unos dibujos animados populares en Estados Unidos.

Volviendo a los Teletubbies interactivos, The Guardian explicaba que éstos contaban con un ordenador en su interior y una serie de sensores y transmisores que les permitían interaccionar con pequeños y mayores. Vamos, que podías abrazarlos, achucharlos, tocarles la barriga o darles la mano y el Teletubbie de turno hacía de las suyas cantando o mostrando imágenes en pantalla.

La televisión interactiva de Microsoft

Pero eso no era todo. En palabras de Christine Winkel, product manager de Microsoft ActiMates, sus juguetes interactivos “son bebés tecnológicos”. Y por si las interacciones con el niño de turno no eran suficientes, mediante infrarrojos podían reaccionar a la señal de televisión durante la emisión de Teletubbies. Todo un aliciente para convertir un programa de televisión en una experiencia interactiva desde la más tierna infancia.

Teletubbies Microsoft

Desconozco si esa interacción entre muñeco y TV se llevó a cabo en Reino Unido.Sí sabemos que se intentó en sus emisiones en Estados Unidos a través de la cadena pública PBS, pero no duró mucho tiempo. Desde Microsoft ActiMates enfocaron esa funcionalidad a la serie de televisión distribuida en cintas VHS. Para ello, los Teletubbies interactivos contaban con un cartucho de radiofrecuencia en su parte trasera.

Esta versión mejorada de muñecos interactivos se vendió en un combo llamado TV Pack que incluía sus respectivos receptores de radio, que debías colocar dentro del muñeco, un transmisor de televisión que debías conectar a tu aparato televisor y un VHS introductorio. Los cuatro ActiMates debías comprarlos por separado, aunque a esas alturas ya deberías tenerlos en casa. Lo mismo ocurría con las cintas VHS del programa televisivo.

El salto de la televisión al PC

La línea ActiMates o Microsoft ActiMates formaba parte de la división Microsoft Kids, responsable de producir software educativo entre 1993 y 2000. Si bien la mayoría de estos programas o juegos se vendieron en territorio estadounidense, algunos de ellos llegaron a otros países, como el paquete Microsoft Plus! For Kids que incluía temas de escritorio y juegos para instalar en Windows 95.

ActiMates como tal tuvo una vida corta. Como decíamos antes, nació en 1997 con el lanzamiento de su muñeco interactivo Barney. En 1998 ampliaría la colección con los conejos de dibujos animados Arthur y su hermana D.W. Y en 1999 haría su gran apuesta con sus cuatro muñecos de Teletubbies. Además, junto a los muñecos fueron ampliando sus funciones interactuando con la televisión y luego con el ordenador.

Microsoft ActiMates PC Pack

La parte televisiva la hemos visto en el TV Pack de Teletubbies. Los otros tres muñecos de ActiMates también contaron con su equivalente televisivo. Y fueron un poco más allá con el PC Pack. Con este paquete, que debías comprar por separado, podías conectar tu muñeco al ordenador. El muñeco contaba con un receptor de radio, un pequeño cartucho que insertabas en el ActiMate de turno.

Luego debías conectar un transmisor al ordenador. Éste se encargaba de enviar las órdenes al receptor para que el muñeco cantara, jugara contigo o hiciera lo que tenía programado hacer. Y como estamos hablando de 1997-2000, la conexión se hacía mediante un cable LPT, el mismo que usaban impresoras y demás periféricos. Todavía faltan unos años para comercializar el USB o las conexiones inalámbricas Bluetooth y WiFi. Es más, el PC Pack traía consigo un disco para instalar el programa necesario para hacer que todo funcione.

El fin de Microsoft ActiMates

Y ya que llegamos al PC Pack, volvemos con Teletubbies. Las ventas de estos muñecos no fueron las esperadas, por lo que no llegaron a contar con esta versión de ordenador. Es más, toda la línea ActiMates abandonó la producción en el año 2000. Por desgracia, la venta de ActiMates se limitó a Estados Unidos y Reino Unido.

No es que Microsoft hiciera un mal producto. Al contrario. En su momento era algo del futuro y a día de hoy no es fácil encontrar equivalencias en el mercado, a pesar de las mejoras técnicas en el campo de los juguetes interactivos. Con todo, el mercado juguetero es muy cruel.

Expertos del sector coinciden en decir que todo va muy deprisa y que las novedades se queman muy rápido. Es decir, que lo que funcionó un año difícilmente lo hará al siguiente. Esto hace que productos como los Microsoft ActiMates supusieran un desembolso en desarrollo que luego difícilmente se recuperaría salvo que fuera un éxito sin precedentes. A esto hay que añadir a desconfianza habitual por la tecnología y los juguetes. Comprar a niños de entre uno y cuatro años un muñeco interactivo con un ordenador dentro no es algo que todos los progenitores querrían para sus retoños.

Autor: Amanda (Flickr)

Curiosamente, en las campañas navideñas de los años de vida de Microsoft ActiMates triunfaron propuestas tecnológicas como los Tamagotchi (1997) o los Furby (1998). Y en 1999 el Rey sería la franquicia Pokémon, que junto a los juegos de GameBoy traía consigo cromos y tarjetas, la serie de animación y toda suerte de objetos o elementos relacionados. Pero estos tres productos iban enfocados a públicos más crecidos.

En definitiva, Microsoft apostó por un producto nuevo, o al menos por una versión mejorada de lo que ofrecían los demás en cuanto a juguetes interactivos. Es más, apostó por la interactividad con televisión y ordenadores antes de la llegada de los televisores inteligentes y los smartphones.

Para curiosos y nostálgicos, los muñecos de Microsoft ActiMates todavía se pueden encontrar si buscas un poco en internet. Por un precio módico puedes hacerte tanto con la colección en VHS de Teletubbies como con su TV Pack. Incluso puedes adquirir el PC Pack de Barney y de los conejos Arthur y D.W. en mercados y tiendas de segunda mano.

El artículo ¿Qué tienen en común Microsoft y Teletubbies? se publicó en Hipertextual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *