Investiga UACH si murciélagos de Aquiles Serdán son portadores del COVID-19

Noticias de Chihuahua.-

Investigadores de la Facultad de Zootecnia y Ecología de la Universidad Autónoma de Chihuahua realizan estudios en murciélagos que habitan en las cavernas del municipio de Aquiles Serdán, para determinar si son portadores del Covid-19 o de alguna otra bacteria, virus o parásitos que puedan ser peligrosas para el ser humano.

El M.C. Sergio Luévano Gurrola, expresó que en el marco del Nuevo Modelo Educativo Renovación UACH-DS, y a raíz de que el Coronavirus es uno de los temas que más preocupa en el mundo, la UACH se puso en contacto con personal de un laboratorio español para colaborar en el análisis de qué tipos de virus portan las especies que habitan en Chihuahua.

“Quiero comentarles que hasta el momento aún no hay datos precisos que arrojen que efectivamente fue un murciélago el que trasmitió el Covid-19, sin embargo, los murciélagos tiene varias especies de Coronavirus y dos de ellos son muy similares al Covid-19, pero si destacamos que el ser humano es un 98 por ciento similares al DNA de los cerdos o los chimpancés, ese dos por ciento en términos genéticos podemos comprobar que hay una diferencia muy significativa”, manifestó el maestro investigador.

Lo que hacen los investigadores de la UACH, es identificar si esas enfermedades provenientes de estos animales traen agentes que puedan perjudicar a la salud humana, o bien de qué manera estos pueden impactar en el medio ambiente donde buscan su supervivencia.

El maestro UACH atribuyó que los ataques de los murciélagos a los seres humanos, es porque se ha impactado el ambiente natural donde se desarrollan y al estar en contacto, los muerciélagos pueden ocasionar algún problema de salud que podría llevar de una simple enfermedad, hasta la muerte.

Por tal motivo, agregó que al mismo tiempo en la Facultad de Zootecnia de la UACH, investigan en otras regiones de Chihuahua donde habitantes del lugar, han denunciado la presencia y el ataque de murciélagos hematófagos, es decir, que sólo buscan alimentarse de sangre.

Recalcó que los ataques de esos animales hematófagos, o vampiros como se les conoce en las comunidades serranas, son hechos aislados y no representan un fuerte problema de salud para los habitantes, aunque sí han detectado que en algunas partes de las barrancas existen murciélagos que son portadores de rabia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *