Es hoy. Elecciones definirán el futuro de EU

Es muy probable que los estadounidenses no conozcan al ganador de las elecciones presidenciales del martes cuando se vayan a dormir esa noche.

¿La razón principal? Muchos estados han facilitado la solicitud de una boleta por correo en medio de la pandemia de coronavirus y las preocupaciones sobre los lugares de votación abarrotados. Pero las boletas de votación por correo generalmente requieren más tiempo para procesarse que las boletas emitidas en persona.

Casi 92 millones de estadounidenses ya han emitido su voto y se espera que la cifra aumente a más de 100 millones antes del martes, de acuerdo con CNN.

DIFERENTES ESTADOS, DIFERENTES ENFOQUES
Algunos estados con amplia experiencia en el uso de boletas por correo se han ajustado para esos pasos adicionales.

En Florida, los secretarios pueden comenzar a contar las boletas 22 días antes de una elección. En Carolina del Norte, a partir de cinco semanas antes de las elecciones, las juntas del condado insertan las boletas aprobadas en una máquina de votación, lo que permite una tabulación rápida el día de las elecciones.

Pero otros estados como Michigan, Pennsylvania y Wisconsin, todos con legislaturas lideradas por republicanos y todos ellos estados indecisos, tomaron la decisión de esperar. No se contarán las boletas por correo antes del día de las elecciones. Como resultado, podría llevar días contar las boletas suficientes para proyectar un ganador.

La disputa en los estados sobre el uso de boletas por correo se produce cuando el presidente Donald Trump afirma que la votación por correo está lista para el fraude.

FECHA LÍMITE
Y aquí hay otro punto que podría retrasar la designación de un ganador: en algunos estados clave, las boletas por correo pueden llegar varios días después del día de las elecciones y aún así ser contadas, siempre que tengan sello para entonces. Los demócratas han argumentado que la avalancha de votos ausentes y la lentitud en la entrega del correo en algunas áreas hacen necesaria esa precaución.

Por ejemplo, las boletas de los votantes de Nevada enviadas por correo no deben entregarse hasta el 10 de noviembre si tienen sello del día de las elecciones. En Carolina del Norte, estas no deben entregarse hasta el 12 de noviembre si tienen sello del día de las elecciones.

HABRÁ RETOS LEGALES
Las encuestas indican que la mayoría de los partidarios de Trump planean emitir su voto el día de las elecciones, mientras que más de la mitad de los partidarios de Joe Biden planean votar por correo. Se espera que el equipo legal de la campaña de Trump desafíe la validez de muchas papeletas emitidas por correo en estados críticos como Pensilvania y Wisconsin.

“Tendremos un contingente considerable de abogados que estarán listos para defenderse de cualquiera de las travesuras que intentan los demócratas”, dijo Tim Murtaugh, director de comunicaciones de la campaña de Trump, a los periodistas esta semana.

¿ALGÚN ADELANTO?
Si bien es poco probable que se conozca el resultado de las elecciones el martes por la noche, los resultados de algunos estados podrían indicar hacia dónde se dirige.

Entonces, si varios estados clave publican sus resultados con prontitud, un candidato puede tener la mayoría de los votos electorales, incluso sin saber quién ganó en Wisconsin, Pensilvania o Michigan.

Eso se vuelve más probable si las contiendas en esos estados no están cerradas.

Es un escenario que apunta los reflectores hacia Florida. El estado permite que sus oficinas electorales procesen las boletas por correo 22 días antes de la elección y, a menos que surja otra cosa, podría haber un conteo casi completo para la medianoche. Y si Trump pierde Florida, le será muy difícil alcanzar los 270 votos electorales que necesita para derrotar al exvicepresidente Joe Biden y mantenerse en la Casa Blanca.

Otros dos campos de batalla del sur, Carolina del Norte y Georgia, también pueden comenzar a procesar antes las boletas por correo. Ambos son considerados estados críticos para Trump. Sin embargo, a diferencia de Florida, ninguno de los dos estados tiene antecedentes de manejar una gran cantidad de boletas por correo, por lo que no está claro qué tan rápido contarán esos votos.

Iowa y Ohio también permiten el procesamiento temprano de las boletas por correo. Trump ganó fácilmente ambos estados en 2016, pero los demócratas creen que Biden es competitivo allí. Los resultados en esos dos estados la noche de las elecciones podrían dar pistas sobre lo que se avecina en los estados críticos del centro del país que tardan más en contarse.

En general, tales estados de procesamiento adelantado -Florida, Georgia, Ohio y Carolina del Norte- reportarán primero los resultados de la votación por correo. Esos tenderán al lado demócrata. Pero luego esos estados empezarán el conteo de los votos en persona, los cuales se inclinarían hacia los republicanos. Así que los resultados preliminares podrían ser marcadamente demócratas antes de tornarse más republicanos conforme pasa la noche.

Los estados tienen más de un mes para contar las boletas, incluyendo las boletas enviadas por correo, y realizar recuentos si es necesario. Tienen hasta el 8 de diciembre para resolver cualquier disputa sobre la votación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *