Probamos el Chromecast con Google TV: ¿es este el mejor complemento para tu televisión?

El Chromecast ha sido, posiblemente, el producto de hardware más exitoso que Google ha fabricado en su historia. Cuando su primera versión se presentó en 2013, las televisiones inteligentes no estaban tan extendidas como en la actualidad. Sin embargo, el mercado tenía la necesidad de un producto que permitiera llevar contenidos desde el smartphone o el ordenador a estas pantallas. Por lo tanto, el lanzamiento del Chromecast, con su competitivo precio, resultó todo un éxito.

El producto, sin embargo, no ha cambiado mucho desde entonces. Google ha lanzado versiones compatibles con la resolución 4K, como el Chromecast Ultra, pero la base ha permanecido intacta: un pequeño dispositivo que se adhiere al HDMI de la TV y al que podemos transmitir contenido desde un PC, un smartphone o una tablet.

El problema es que el contexto en el que vivimos es diferente del que rodeaba a la sociedad en 2013. Los usuarios utilizan las aplicaciones de streaming de vídeo más que nunca, el número de servicios se ha multiplicado y rivales como Amazon se han posicionado también en este segmento con productos como el Fire TV.

Este cambio de contexto ha hecho que Google, unos siete años después de lanzar su primera versión, presente el Chromecast más diferente hasta la fecha. Con el nuevo modelo, los usuarios pueden enviar contenido desde sus smartphones como en cualquiera de los modelos anteriores. Y sí, también sigue siendo un pequeño dongle que se conecta al puerto HDMI de la televisión. Sin embargo, la marca ha extendido considerablemente sus posibilidades tanto en lo que a calidad de imagen se refiere como en lo relacionado con la experiencia de uso. Y la jugada, en líneas generales, les ha salido redonda.

Un nuevo comienzo

Chromecast con Google TV

En los Chromecast anteriores no teníamos una interfaz de usuario con la que interactuar. Todo lo que hacía este dispositivo era actuar como una especie de espejo. Para realizar cualquier control (pausa, cambio de episodio, etc.) teníamos que recurrir al smartphone, la tablet, el ordenador o, en caso de tenerlo enlazado, un Google Home.

Toda esa dinámica cambia con el nuevo Chromecast con Google TV. El nuevo modelo es mucho más autónomo gracias a la inclusión de un mando a distancia y un nuevo sistema operativo, Google TV. Si queremos, podemos seguir enviando contenido desde el smartphone, pues el dispositivo también es compatible con el sistema Google Cast. Pero este, a diferencia de modelos anteriores, ya no es el medio de control por defecto.

El mando a distancia del Chromecast con Google TV cuenta con diversos botones. En la parte superior se encuentra una especie de cruceta que nos permite navegar por los menús del sistema. Por debajo, se encuentran botones para silenciar el audio, para volver atrás o ir a la pantalla de inicio, como cabría esperar. No obstante, el controlador remoto también esconde una serie de funciones interesantes:

  • Permite interactuar con Google Assistant. El mando incluye un micrófono y un botón dedicado para Google Assistant, por lo que podemos hacerle todo tipo de preguntas con tan solo presionar el botón.
  • Puede encender la televisión, cambiar el puerto HDMI o modificar el volumen incluso si la televisión no es compatible con HDMI CEC. El mando del Chromecast cuenta con botones para encender la TV, cambiar su volumen o intercalar entre los puertos HDMI. El sistema funciona a través de HDMI CEC –presente en TVs modernas–, pero también a través de señales infrarrojas –compatible con cualquier TVs antigua–. Gracias a este sistema no tienes que coger el mando de la TV para cambiar el puerto HDMI, encender la TV o cambiar su volumen; todo queda centralizado en un único mando: el del Chromecast.

El mando, además, cuenta con accesos directos a YouTube y Netflix, que son las aplicaciones de vídeo más utilizadas en estos momentos. Y, por si te lo preguntas, Google no ofrece la posibilidad de reprogramar estos botones para que abran otras plataformas (HBO, Movistar+, etc.).

En la mano, el mando resulta cómodo, aunque la ubicación de los botones de volumen –en el lateral, como si de un smartphone se tratase– puede resultar un poco extraña al principio dado que la mayoría de mandos a distancia para TVs no suelen situarlos en ese lugar. En cualquier caso, no supone ningún problema una vez te has acostumbrado.

Un detalle curioso es que, en la caja, Google incluye un par de pilas del mismo color que el Chromecast y el mando. Si lo adquieres en azul, las pilas son azules. Y lo mismo ocurre con el resto de versiones.

Google TV como nuevo eje de la experiencia

La otra clave de este nuevo Chromecast es Google TV, el sistema operativo que Google ha desarrollado para televisores inteligentes. Este toma como base Android TV, el sistema de código abierto, y le pone encima algunos agregados de Google.

Por el momento, Google TV es exclusivo del nuevo Chromecast, pero se espera que todas sus virtudes lleguen a las televisiones con Android TV de diversos fabricantes en el futuro. Tenlo en cuenta si tu televisión actual es una de las beneficiadas.

En Google TV, evidentemente, puedes instalar diversas aplicaciones diseñadas específicamente para su uso en la televisión haciendo uso del mando a distancia. Movistar+, HBO, Spotify, Netflix, Disney+ y Prime Video están entre las disponibles. La única gran ausente es, por el momento, Apple TV.

Pero Google TV, además, trae consigo una pantalla de inicio en la que se da mucho protagonismo a los contenidos. Sí, en la homescreen tienes una sección con las aplicaciones instaladas, por si quieres abrirlas individualmente. Pero los alrededores están repletos de contenidos recomendados procedentes de diversas plataformas de streaming. Esta capa desarrollada por Google tiene varias funciones interesantes:

  • En la pantalla de inicio muestra recomendaciones personalizadas. Los contenidos provienen de diferentes plataformas: Netflix, Disney+, Amazon Prime Video, etc. Al hacer clic sobre una de ellas puedes leer la sinopsis y consultar datos relacionados como los actores, el equipo de rodaje, la puntuación en Rotten Tomatoes y contenidos similares.
  • También desde la pantalla de inicio puedes reanudar la reproducción de contenidos que has visto anteriormente en plataformas como Netflix, eliminando un paso intermedio.
  • En las filas siguientes se recomienda contenido popular alrededor del mundo y algunas colecciones elaboradas por Google, como “Comedias” o “películas de los noventa”. Estas van cambiando dinámicamente.
  • Puedes marcar los contenidos como vistos o agregarlos a la lista de pendientes. Esto te ayuda a hacer un seguimiento de los contenidos que quieres ver o que has visto y, a la vez, hace que las recomendaciones del sistema operativo mejoren, pues estas aprenden de ti.

Todas estas herramientas de Google tienen dos claros propósitos: que no tengamos que gestionar una lista de contenidos pendientes en cada plataforma a la que estamos suscrito y, sobre todo, que encontremos contenidos afines a nuestros intereses con más facilidad. Todo queda centralizado en un único lugar.

También aporta a este propósito el asistente de Google, al que puedes pedirle que te muestre películas de un género en particular, películas ganadoras de los óscar o en las que aparezca un actor en particular, entre otras cosas. En general, el sistema de voz funciona bastante bien.

Otra función interesante de Google TV es que te muestra dónde ver los contenidos que te interesan. Si, por ejemplo, le pides al asistente de Google que te muestre películas de los 90, al acceder a la ficha de una película en particular, puedes ver los servicios en los que está disponible. De esta forma, si estás suscrito a varios servicios de streaming, no tienes que ir buscando en cada uno de ellos hasta encontrar dónde puedes verla.

La parte negativa de la mayoría de estas funciones es que solo son compatibles, por el momento, con Netflix, Prime Video, Disney+ o el servicio de alquiler de Google. Sería súper positivo que estas características también fuesen compatibles con servicios como Movistar+, HBO España o Filmin, con mucho calado en España.

También sería positivo que Google TV permitiera configurar diferentes usuarios. El sistema permite iniciar sesión en varias cuentas de Google, pero esto solo afecta a YouTube. Las recomendaciones de la pantalla de inicio, por ejemplo, son las mismas para todos los usuarios. Y esto puede ser problemático si son varias personas las que usan el dispositivo en casa, pues se entremezclan las preferencias de unos y otros. Lo ideal sería que, como Netflix, te pregunte con qué usuario quieres iniciar sesión cada vez que enciendas el Chromecast con Google TV –y que cada uno de ellos tuviera una pantalla de inicio 100% personalizada–. ¿Quizá llegue con una futura actualización de software? Quizá sí.

Chromecast con Google TV

Como todo producto del ecosistema de Google, el Chromecast con Google TV queda registrado dentro de la aplicación Google Home, donde podemos enlazarlo con otros productos inteligentes. Esto hace que los dispositivos puedan comunicarse entre sí y, por ejemplo, puedas utilizar el asistente de voz del Chromecast para controlar la domótica que tengas en casa. También puedes utilizar el asistente de Google para resolver cualquier duda que tengas o iniciar la reproducción de música, entre otras cosas.

Para configurar el Chromecast con Google TV, por cierto, tan solo tienes que abrir la aplicación Google Home en un smartphone, conectar el dispositivo tanto a un puerto HDMI como a la red eléctrica y seguir todos los pasos indicados en la app. El proceso, en general, es súper sencillo.

Por último, el Chromecast con Google TV es compatible con la resolución 4K hasta 60 FPS, puede reproducir contenidos en HDR (Dolby Vision, HDR10 y HDR10+) y se puede conectar tanto a redes Wi-Fi de 2,4 GHz como a las de 5 GHz.

¿Merece la pena comprar el Chromecast con Google TV?

Chromecast con Google TV

El nuevo Chromecast de Google es una compra súper recomendable si necesitas un producto con el que revitalizar tu vieja televisión o, simplemente, el sistema operativo de la TV que tienes en casa no te gusta o no ofrece las funciones que te gustaría tener.

El dispositivo funciona bien, es compatible con las tecnologías más modernas y tiene un amplio abanico de aplicaciones disponibles. La clave, en mi opinión, está en el ecosistema que quieras construir en casa: Google, Amazon o Apple. Si te decantas por el de Google, entonces esta es la mejor solución.

El artículo Probamos el Chromecast con Google TV: ¿es este el mejor complemento para tu televisión? se publicó en Hipertextual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *