Así es Gateway, el orbitador lunar que usaremos para ir a Marte

El programa Artemisa de la NASA avanza a grandes pasos. Después de que la pasada semana se firmaran los Acuerdos Artemisa entre ocho países, aunque sin Rusia, para explorar la Luna; ahora el orbitador lunar Gateway está ya más cerca que nunca. Ya que este mismo martes se ha firmado un “acuerdo histórico” entre la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) en relación a Gateway, según han informado ambas instituciones.

Gateway es un orbitador lunar que se construirá en los próximos años y será hecho en colaboración entre varios países, como la Estación Espacial Internacional (EEI). Gateway también se construirá por módulos y podrá usarse por todos los países que quieran participar en el programa Artemisa de una u otra forma. No obstante, será mucho más pequeña que la EEI dado que está concebida más como un lugar de paso que para estancias largas. Las misiones a la Luna tendrán que pasar por Gateway: “Servirá como un punto de encuentro para los astronautas que viajen a la órbita lunar antes del tránsito a la órbita lunar baja y la superficie de la Luna”, comenta la NASA en su comunicado. Pero la agencia espacial estadounidense no se olvida del futuro y también ve este orbitador lunar como una lanzadera para las próximas misiones a Marte y quizás más allá.

Firma de NASA y ESA

Gateway, NASA, ESA
NASA Johnson

¿Qué dice exactamente el acuerdo de NASA y ESA respecto a Gateway? El acuerdo firmado este mismo martes implica una gran contribución por parte de la ESA al orbitador lunar. Ya que será la encargada de realizar los módulos de alojamiento y de reabastecimiento. El módulo de repostaje, señala la NASA, “incluirá ventanas de observación”. Además, ESA también será la encargada de las comunicaciones lunares “mejoradas”. No podemos olvidarnos de que la NASA quiere que el 4G llegue a la Luna, así que antes las comunicaciones mejoradas se probarán con los astronautas que estén en Gateway.

Esto es lo que explican desde la ESA sobre su segunda contribución:

“La segunda contribución, denominada ESPRIT, ofrecerá comunicación mejorada, capacidad de repostaje y una ventana similar al observatorio europeo Cupola de la Estación Espacial Internacional. Ambas contribuciones están en línea con lo aprobado por los Estados miembros de la ESA durante el Consejo Ministerial Space19+ que tuvo lugar el año pasado en Sevilla”.

Además de los módulos, la ESA proporcionará hardware y será responsable de los elementos de Gateway que proporcione. No obstante, la colaboración va más allá del orbitador lunar ya que el programa Artemisa es mucho más que Gateway. De hecho, otro de los planes de las dos agencias es que la ESA proporcione dos módulos de servicio europeos adicionales para la nave espacial Orión, en concreto los que impulsarán y alimentarán la nave en futuras misiones Artemisa. Y, además, la ESA será la encargada de proporcionar aire y agua a la tripulación de Orión.

Así será Gateway

Ya sabemos los módulos que la ESA piensa construir para el orbitador lunar de la NASA. No obstante, hay que puntualizar que recibirá contribuciones puntuales de la agencia japonesa JAXA en algunos detalles del módulo de Habitación Internacional (I-Hab). Además, la idea de la NASA es que la contribución a Gateway sea internacional, como ya se hizo con la EEI. Por tanto, en el futuro seguramente conoceremos nuevos acuerdos con otras agencias espaciales.

“Gateway está diseñado para complementarse con capacidades adicionales proporcionadas por nuestros socios internacionales para apoyar la exploración sostenible”, comentó Kathy Lueders, administradora asociada de la NASA para la Dirección de Misiones de Exploración y Operaciones Humanas. “Gateway nos dará acceso para explorar más que nunca la superficie lunar. Y nos complace que socios como la ESA se unan a nosotros en estos esfuerzos innovadores”.

Gateway, NASA, ESA
NASA/ESA

Otros componentes

“El módulo de habitación también albergará el Sistema de Soporte de Vida y Control Ambiental (ECLSS) del puesto de avanzada, contendrá alojamiento para experimentos científicos internos y externos, y proporcionará espacio adicional para el trabajo y la vida de la tripulación”, explica la NASA. “El ECLSS de I-Hab aumentará las capacidades del sistema de soporte vital de Gateway proporcionado por el Orión acoplado. Esto permitirá estancias más largas en el Gateway y respaldará misiones Artemisa más robustas a la superficie lunar”.

La NASA, por su parte, ya está empezando a desarrollar los dos primeros componentes de Gateway. No las construye la agencia espacial directamente sino que han contratado a otras empresas para que hagan “el elemento integrado de potencia y propulsión y el puesto avanzado de vivienda y logística, así como el reabastecimiento logístico para Gateway”, comentan.

Ciencia abordo de Gateway

Pero el orbitador lunar no solo servirá de punto de paso. Dos pequeñas estaciones meteorológicas, una de la NASA y la otra de la ESA, han sido ya escogidas como primeras investigaciones científicas. La ESA aporta una estación con sensores de radiación conocida como ERSA mientras que el Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA enviará el conjunto de experimentos de medición de radiación y medio ambiente de heliofísica, llamado también HERMES. Este segundo proyecto se encuentra en estos momentos en construcción.

Las pequeñas estaciones dividirán el trabajo. ERSA monitoreará la radiación espacial a energías más altas con un enfoque en la protección de los astronautas, mientras que HERMES se encargará de las energías más bajas y críticas para las investigaciones científicas del Sol, apunta la NASA.

También en cuanto a los experimentos científicos se ha acordado que se compartirán los datos obtenidos. Además, en un futuro se seleccionarán más experimentos científicos para volar a Gateway y cualquier país colaborador podrá proponer experimentos nuevos.

Papel “fundamental”

“La ciencia desempeñará un papel fundamental en el programa Artemisa”, afirmó en un comunicado de prensa Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas. “Entre el HERMES de la NASA y el ERSA de la ESA, también las cargas útiles futuras en el Gateway, nos ayudarán a aprender más sobre el clima espacial y la protección de los astronautas“.

Gateway es un proyecto muy ambicioso. Pero con la colaboración de otras agencias espaciales, NASA podrá poner una parte de su programa Artemisa en marcha. La exploración espacial es cada vez más internacional, aunque también se empezará a abrir, poco a poco, a las empresas privadas. No obstante, antes de que eso pase todavía queda mucho trabajo por hacer. Por eso, acuerdos como este suponen un impulso en esa exploración, tanto de la Luna como de nuestro sistema solar.

El artículo Así es Gateway, el orbitador lunar que usaremos para ir a Marte se publicó en Hipertextual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *