Médicos de toda España comienzan una huelga indefinida en plena ola de coronavirus

Profesionales médicos de toda España han comenzado una huelga indefinida, la primera en 25 años, que llevarán a cabo todos los últimos martes laborables de cada mes. Han sido convocados por el Comité Ejecutivo de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), que espera que el seguimiento se acerque al 85 %.

Los recortes arrastrados durante los últimos años y el abuso de la temporalidad, entre otros problemas generales, son las principales denuncias del colectivo médico en el país, aunque el detonante de las movilizaciones ha sido la reciente aprobación del Real Decreto Ley 29/2020.

10.000 facultativos entre médicos MIR sin plaza y doctores de fuera de la Unión Europea

Desde la CESM se ha considerado inadmisible el citado decreto, aprobado a finales de septiembre, con el que el Gobierno ha intentado paliar la falta de personal sanitario para hacer frente a la pandemia de coronavirus, que han calificado de “parche a la nefasta gestión de recursos humanos” llevada a cabo por todas las Administraciones.

Según los convocantes, la nueva normativa permite contratar enfermeras para hacer de médicos, contratar a licenciados sin MIR para realizar tareas de especialistas, el reconocimiento exprés de títulos de especialista obtenidos en países extracomunitarios y obligar a los especialistas a realizar funciones de especialidades que no les corresponden.

El Gobierno autorizó con el Real Decreto que las Comunidades Autónomas puedan contratar de forma excepcional, en el marco de la pandemia, a personal sanitario extracomunitario o que no haya conseguido plaza en la pasada convocatoria de MIR (evaluación para acceder a la formación de especialista en España). Con ello se pretende la incorporación de unos 10.000 profesionales para aliviar la sobrecarga de la Sanidad Pública. 

¿Qué reclaman?

El sindicato de médicos agrupa sus reivindicaciones en cinco puntos:

  • El aumento progresivo de la financiación en sanidad para equipararla a los países del entorno europeo y la revisión de los recortes realizados en 2010.
  • La mejora de las condiciones laborales y formativas del colectivo MIR y el aumento de las plazas de Formación Sanitaria Especializada basado en la planificación de las necesidades actuales y futuras.
  • Dimensionar adecuadamente las plantillas y una nueva regulación de selección y provisión de plazas que termine con la libre designación, la temporalidad y la precariedad, así como la eliminación de las tasas de reposición.
  • Una jubilación flexible y voluntaria entre los 60 y los 70 años, la declaración de profesión de riesgo, el reconocimiento del contagio de SARS-CoV-2 como enfermedad profesional y el cómputo de las guardias a efectos de jubilación.
  • Mejora de las condiciones laborales y de la presión asistencial en el Sistema Nacional de Salud, con homogeneización retributiva al alza de todos los profesionales.

Falta de médicos en España

Desde que explotó la crisis sanitaria por el coronavirus en España, la tensión en el sistema público de salud y, en especial, la sobrecarga de los profesionales sanitarios y la falta de recursos humanos han estado en el punto de mira. Algunos responsables políticos, como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, han llegado a afirmar que no hay médicos en el país.

Sin embargo, por su parte, la CESM sostiene que hay que dialogar sobre esa “supuesta falta de médicos aireada desde algunas administraciones”, y mantiene que en realidad se trata de “una escasa disponibilidad ante las lamentables condiciones laborales en las que se está obligando a ejercer a los profesionales”, lo que determina que un número elevado de facultativos acabe desplazándose a otros países para ejercer en mejores condiciones.

Lo cierto es que las condiciones laborales distan mucho de las que disfrutan sus colegas en otros países de la Unión Europea. Los salarios son una fracción de lo que cobran las mismas categorías profesionales en países como Francia o Alemania, mientras que atienden a un número de pacientes diario muy superior.

Hospital sin médicos

La sobrecarga de los recursos humanos de la sanidad pública se ha hecho patente durante los últimos días en casos como el denominado ‘hospital de pandemias’ de Madrid.

Después de emplear 50 millones de euros en la construcción de un nuevo hospital, la Comunidad de Madrid ya ha confirmado, por medio de su Consejero de Sanidad, Enrique Ruiz-Escudero, que no tiene contemplado la contratación de personal sanitario para dotarlo.

Los facultativos que darán servicio en esta nueva infraestructura serán derivados del resto de hospitales de la región, unos centros que ya se encuentran muy tensionados, con una ocupación de pacientes de covid-19 del 20 % del total de las camas hospitalarias y del 40 % de camas UCI. Así, la región contará con un nuevo centro con más de 1.000 camas, pero mantendrá el mismo número de sanitarios que antes de su inauguración.

Apoyos

La convocatoria de la CESM ha contado con el apoyo del Foro de Médicos de Atención Primaria que también rechaza en su totalidad el contenido del Real Decreto sobre teletrabajo, homologación de títulos extracomunitarios y contratación de médicos sin especialidad para la realización de tareas propias de médicos especialistas en Atención Primaria, que considera que es “de nuevo, una forma de menosprecio a la Atención Primaria“.

El Foro de la Profesión Médica (conformado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos, la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina y el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina) también ha mostrado su respaldo a la convocatoria de huelga nacional y ha anunciado que todas las organizaciones que lo componen “rechazan de plano” el contenido del Real Decreto, por lo que han pedido la retirada de la norma porque supone una “agresión a la seguridad de los pacientes y a la dignidad profesional”.

Por su parte, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) ya ha anunciado que denunciará ante la Unión Europea el RDL 29/2020 al considerar que “vulnera las orientaciones sobre la libre circulación de los profesionales sanitarios y la armonización mínima de la formación”.

Asimismo, durante los últimos días la convocatoria de huelga ha sido también apoyada por colegios de médicos de diferentes Comunidades Autónomas, como, por ejemplo, la Región de Murcia, que entiende que los motivos expuestos justifican el paro; o la de Navarra, que ha mostrado su “total oposición” al Real Decreto.

En el caso de Cataluña y Andalucía, sus sindicatos mayoritarios en el sector, Metges de Catalunya (MC) y el Sindicato Médico Andaluz (SMA), no se han sumado al llamamiento de la CESM porque ambas organizaciones no se encuentran incluidas en la Confederación Estatal, aunque respaldan los motivos de la huelga y han dado libertad a sus afiliados para secundarla. De hecho, en el caso del SMA, a pesar de no ser convocantes, han sido los encargados de pactar los servicios mínimos en la región.

Segunda ola de coronavirus

Este paro laboral se produce mientras España está inmersa en la segunda ola de la pandemia de coronavirus. El país ya ha superado el millón de personas infectadas (1.098.320) y tiene una incidencia acumulada en ascenso que en los últimos 14 días ha llegado a los 410 casos cada 100.000 habitantes, habiendo diagnosticado casi 200.000 nuevos positivos en ese periodo, en el que han fallecido más de 1.300 pacientes con covid-19.

El Gobierno de España decreta el estado de alarma nacional con toque de queda

En algunas regiones la propagación del virus se encuentra totalmente fuera de control, como es el caso de Navarra, con 1.102 casos cada 100.000 habitantes; la ciudad autónoma de Melilla (1.060); o Aragón (820).

En todo el país hay más de 16.000 personas hospitalizadas con coronavirus, lo que supone el 13 % de todas las camas y el 24 % de las camas UCI. Las regiones con los sistemas sanitarios más tensionados son Castilla y León y la Comunidad de Madrid, la primera con una ocupación del 22 % y el 37,7 % respectivamente, y la segunda con un 20 % y un 40 %. Si bien preocupa especialmente la situación de las dos ciudades autónomas, Ceuta y Melilla, con una ocupación de UCI por pacientes covid del 47 % y el 64 % respectivamente.

La complicada situación ha provocado la declaración de un nuevo estado de alarma en todo el país (el tercero desde que se reinstauró la democracia) que impone el toque de queda nocturno y la limitación de aforos y horarios, además de permitir a los gobiernos regionales la implementación de otras medidas restrictivas, como han hecho ya Asturias, Aragón, Navarra, La Rioja y País Vasco, que han ordenado el cierre perimetral de sus territorios.

Fuente: RT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *