Varios muertos en Nigeria tras ser dispersadas a tiros las protestas contra la brutalidad policial

Un número indeterminado de personas murió la pasada noche en Nigeria en las protestas desatadas contra la brutalidad policial en el país, informó Amnistía Internacional (AI), si bien se teme que puedan ser decenas los fallecidos.

El epicentro de las manifestaciones se situó en el estado de Lagos, en el que se asienta la ciudad homónima de Lagos, la mayor urbe de África y corazón económico de Nigeria, donde las autoridades impusieron ayer un toque de queda para contener las manifestaciones.

Ese decisión se tomó después de que este lunes Lagos viviera otra jornada de protestas masivas de #EndSARS (“Acabar con SARS”), un movimiento que ha logrado llamar la atención internacional sobre las acusaciones de arrestos arbitrarios, torturas y asesinatos de la ahora ya disuelta Unidad Especial Antirrobo (SARS, por sus siglas en inglés) de la Policía nigeriana.

La pasada noche, varias personas resultaron muertas por acciones de las fuerzas de seguridad en la zona de la barrera de peaje de Lekki, en la citada ciudad, de unos 21 millones de habitantes, según la sección nigeriana de AI.

“Amnistía Internacional ha recibido pruebas creíbles pero alarmantes de que el uso excesivo de la fuerza provocó la muerte de manifestantes en el peaje de Lekki en Lagos”, afirmó la organización pro derechos humanos en su cuenta de la red social Twitter.

“Mientras continuamos investigando los homicidios, Amnistía Internacional desea recordar a las autoridades que, según el derecho internacional, las fuerzas de seguridad sólo pueden recurrir al uso de fuerza letal cuando sea estrictamente inevitable para protegerse contra una amenaza inminente de muerte o lesiones graves”, agregó.

Testigos citados por el diario Premium Times aseguraron que al menos siete personas murieron en esa zona después de que el Ejército abriera fuego contra los manifestantes, que habían violado el toque de queda, que entró en vigor a las 15.00 GMT de ayer y debería durar, en principio, 24 horas.

El Gobierno estatal anunció que ha ordenado una investigación de los hechos, si bien no ha facilitado cifras de víctimas mortales.

El diario The Punch, citando igualmente testigos presenciales, indicó que 29 personas (27 civiles y dos policías) fallecieron en Lagos, pero las autoridades no han confirmado, de momento, ese extremo.

Fuente: El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *