Caro Quintero el “Narco de Narcos” y el “Gato”: los mexicanos más buscados por el FBI

El FBI (Oficina Federal de Investigación, por sus siglas en inglés) tiene una lista de los 10 criminales más buscados en Estados Unidos por los que ofrece recompensas de millones de dólares a cambio de información.

Dos de ellos son de nacionalidad mexicana. El último agregado a la lista fue José Rodolfo Villarreal-Hernández, alias “El Gato”, buscado por presuntamente ordenar a sus asociados que rastrearan y asesinaran a un abogado en Southlake, Texas.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, informó que se ofrece un millón de dólares de recompensa por información que conduzca directamente al arresto del criminal mexicano.

Se cree que Villarreal-Hernández, también conocido como “El Gato”, ocupa una posición de liderazgo activo en el Cártel de los Beltrán Leyva, en la región de San Pedro Garza García, Nuevo León. También se cree que es responsable de numerosos asesinatos en México.infobae-image

Nació un 16 de enero, actualmente tiene 42 años, su cabello es negro y posiblemente visita la Ciudad de México y Monterrey, en esta última zona, el “Gato”, como es apodado, sería jefe de plaza en San Pedro Garza García pues dirigiría un grupo remanente del Cártel de los Beltrán Leyva.

Se le debe considerar armado y sumamente peligroso”, dice parte del cartel del FBI.

De nacionalidad mexicana, Villareal Hernández rondaría los 1.60 metros y sus ojos son de color café, según la ficha del FBI, aunque en las tres fotografías conocidas de él, su iris es más claro.

Según informes de inteligencia mexicana, citados por Breibart News en noviembre de 2018, el “Gato” fue agente de la Policía Federal y parte de su carrera estuvo en Sonora. Aprendió tácticas policiales avanzadas así como técnicas de vigilancia. Como parte de la dependencia de seguridad, Villareal Hernández desarrolló una red de contactos con fuerzas del orden para hacerse de protección.El "Gato" inició como policía federal, escaló en el cártel de los Beltrán Leyva y fue jefe de plaza en Nuevo León (Foto: fbi.gob)El “Gato” inició como policía federal, escaló en el cártel de los Beltrán Leyva y fue jefe de plaza en Nuevo León (Foto: fbi.gob)

Con los Beltrán Leyva escaló hasta convertirse en jefe de plaza en Monterrey. Hasta hace dos años mantenía una sangrienta disputa territorial con quien fuera su jefe, Héctor Huerta Ríos, alias la “Burra” o “HH”. La pugna se desató después de que el “HH” saliera de prisión.

El segundo mexicano en la lista es Rafael Caro Quintero, el Narco de Narcos,por el asesinato de Enrique “Kiki” Camarena, ex agente de la DEA.

En 1980 el ya extinto Cártel de Guadalajara, reconocida como la primera organización criminal grande de tráfico de drogas en México.

Fue arrestado en Costa Rica en 1985 y liberado del penal federal de Puente Grande el 9 de agosto del 2013. Actualmente tiene 67 años y permanece prófugo de las autoridades estadounidenses y mexicanas. La Administración de Control de Drogas ofrece una recompensa de USD 20 millones a quien declare su ubicación.En 2019 fue difundida una foto de "El Narco de Narcos", presuntamente fue visto paseando en Sinaloa (Foto: Archivo)En 2019 fue difundida una foto de “El Narco de Narcos”, presuntamente fue visto paseando en Sinaloa (Foto: Archivo)

Su más reciente imagen circuló en redes sociales en marzo pasado. En el retrato, el narcotraficante aparece junto a un joven del que no se conoce la identidad. El hombre usa una playera blanca, el cabello negro y parece que fue tomada al interior de una casa.

Tiempo atrás, Caro Quintero no reapareció en una foto sino que lo hizo en video y hasta concedió una entrevista. Había pasado unos tres años de que había salido de la cárcel y ya vivía huyendo de las autoridades estadounidenses.

Habló con la periodista Anabel Hernández para la revista semanal ProcesoSe escuchó la voz de un hombre que confesó haber dejado de ser narcotraficante desde hace 31 años.

En esa ocasión se veía ligeramente más delgado, usaba una camisa azul oscuro con puntos amarillos y una gorra. La periodista habló con él en una habitación sencilla, similar a las casas de las zonas rurales de México.

Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *