Disminución del nivel freático por intensa sequía, causa de grietas en Chihuahua: Investigadores UACH

Noticias de Chihuahua.-

Tras aparecer una grieta de más de 2 kilómetros y 4 metros de profundidad en el municipio de Jiménez, investigadores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Chihuahua determinaron que la causa principal de los hundimientos y la presencia de grietas en algunas regiones del centro sur de la entidad, fueron ocasionadas por la disminución del nivel freático que se presenta a causa de la intensa sequía que se padece en Chihuahua.

Estos casos que se han presentado en zonas de Jiménez, Ojinaga, Coyame, Camargo e inclusive sobre los llanos ubicados a las espaldas del municipio de Aquiles Serdán, se deben a la falta de lluvia en lo últimos cuatro años, debido a que el nivel freático disminuye y entonces provoca socavaciones internas, señaló el Dr. Ignacio Alfonso Reyes Cortés, profesor en Hidrología Subterránea en la facultad.

El catedrático que también imparte la materia de Geología en la UACH, mencionó que este tipo de fallas geológicas se deben a que, por experiencia y antecedentes, en Chihuahua la falta de agua hace que escurra la arcilla y colapse el lugar, generando grietas que pueden variar en el tamaño de ancho y profundidad.

Recordó que el primer hundimiento en Chihuahua se presentó en la región de San Diego de Alcalá; fue un hoyo de aproximadamente 80 centímetros de ancho, 15 de profundidad y cerca de diez metros de largo, que a la fecha se ha convertido en un vado y que así se ha quedado porque, aunque lo rellenen, el nivel freático sigue bajando.

“Decimos que es una falla geológica, porque, por ejemplo, cuando un cerro erosiona y forma grava que conforme aumenta su alejamiento, se va formando con arena, limo y arcilla, y en este cambio y falta de humedad estos se compactan, generando desplazamientos que provocan la ruptura del lugar”, argumentó el investigador UACH.

Reyes Cortés agregó que, en el caso de Chihuahua, se han detectado varios tipos de fallas geológicas, una de ellas es precisamente la que está afectando las zonas desérticas, a estas se les llama “Las badlands” o tierras malas, que se forman por los cambios en el proceso hidrológico y en el sistema climático.

En la zona serrana, lo que han registrado son movimientos tectónicos provocados por la corteza oceánica que se está levantando, pues toda esta región de la mesa central está a más de mil metros arriba del mar, lo que provoca mucho flujo y como el registro de movimientos.

Por último, indicó que este tipo de fallas son las que en su momento provocaron en la ciudad de Chihuahua que se originaran diversos arroyos como los que atraviesan a la capital; el de Nogales o el canal Chuviscar, son un reflejo de cómo se dio el acomodamiento de la tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *