Rusia se inspira en SpaceX y anuncia su primer cohete reutilizable

Rusia anunció un plan para desarrollar un nuevo cohete espacial reutilizable. Conocido como Amur, el nuevo proyecto del Roscosmos cuenta con un diseño inspirado en SpaceX y será impulsado por metano. El cohete, aún en fase de planeación, estima alcanzar un costo de 22 millones de dólares por lanzamiento y será capaz de transportar hasta 10,5 toneladas de carga.

El Amur tendrá un diámetro de 4,1 metros y alcanzará los 55 metros de altura. Según los cálculos preliminares recibirá un peso de despegue de unas 360 toneladas. Comparado con otros cohetes Soyuz-2, el Amur no solo resultará más barato sino también eficiente en términos de carga.

Mientras el Soyuz-2 puede enviar 8,5 toneladas de carga útil a la órbita terrestre baja, el Amur lanzaría 10,5 toneladas con miras a alcanzar las 12,5 toneladas en una versión única. El nuevo cohete contará con cinco motores RD-169 (cuatro menos que el Falcon 9) y dos veces menos piezas que el Soyuz-2.

Cohete Amur Rusia SpaceX

A juzgar por la primera imagen compartida por la Roscosmos, el Amur tiene un gran parecido con el cohete de SpaceX. Ambos tienen aletas de rejilla y patas de aterrizaje, aunque un carenado más ancho que el núcleo del cohete. Sobre esto último, los expertos dicen que asegurará el reenganche de la segunda etapa y brindará la posibilidad de lanzamientos de clústeres.

El nuevo cohete reutilizable de Rusia será impulsado por metano

La Roscosmos explicó que la selección de metano como combustible para las primeras etapas de lanzamiento se debe a que es barato. Su procesamiento y uso es ampliamente dominado por otras industrias, por lo que no requieren desarrollarse nuevas soluciones de infraestructura.

Los ingenieros rusos afirman también que el metano es el combustible más conveniente para los cohetes reutilizables.

“Cuando se quema, a diferencia del queroseno, el gas licuado produce muy poco hollín. Con metano, no es necesario limpiar los elementos del motor para eliminar los residuos de combustible no quemados. La alta capacidad de enfriamiento del metano ayudará a eliminar el exceso de calor del motor durante el funcionamiento. Además, el metano proporcionará un impulso más específico.”

Otro punto a favor es que Gazprom se encuentra construyendo una planta de procesamiento de gas a escasos 50 km del cosmódromo de Vostochny, por lo que extender un ramal del gasoducto para alimentar al cohete resultará aún más barato.

El primer lanzamiento se efectuará en 2026

Cohete Amur Rusia SpaceX

Rusia tiene contemplado efectuar diez lanzamientos del Amur durante su primera etapa y cien a largo plazo. A diferencia del Falcon 9 de SpaceX, la Roscosmos no tiene planes de aterrizar el cohete en el mar. Las condiciones del Mar de Okhotsk no son idóneas para efectuar aterrizajes, por lo que en la primera etapa se utilizará el cosmódromo de Vostochny o en un portaaviones no tripulado.

Expertos en balística ya realizan cálculos sobre la trayectoria de vuelo y los sitios de aterrizaje forman parte de todo el proyecto de diseño. El costo total del cohete, que va del boceto inicial hasta el primer lanzamiento en 2026, no excederá los 70 mil millones de rublos (unos 761 millones de euros).

En contraste con SpaceX, Rusia no apuesta por un cohete completamente reutilizable. Ante esto, Elon Musk mencionó que deberían apostar por la reusabilidad total para 2026. “El objetivo debe ser minimizar el costo por tonelada útil en órbita”, comentó en Twitter el jefe de SpaceX.

El artículo Rusia se inspira en SpaceX y anuncia su primer cohete reutilizable se publicó en Hipertextual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *