Quino, padre de Mafalda y uno de los mejores artistas gráficos en el planeta, fallece a los 88 años

El dibujante argentino Joaquín Salvador Lavado, conocido como “Quino” y popular por ser el creador de Mafalda, falleció este miércoles en Mendoza, su ciudad natal, a los 88 años, confirmaron a Efe fuentes del entorno del autor.

Hijo de españoles y poseedor de galardones como el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades y la Medalla de la Orden y las Letras de Francia, Quino desarrolló las aventuras su personaje más popular entre 1964 a 1973, aunque las historias de la icónica niña se han replicado en todo el mundo hasta la actualidad.

Desde hace unos años, el autor, que se había mudado a Mendoza desde Buenos Aires a finales de 2017, tras quedarse viudo, sufría problemas de salud, aunque siguió asistiendo a diversos homenajes a su obra.

Justo este 2020 se celebraban los 50 años de que una niña contestataria e inconformista, que detestaba la sopa, llegaba a España desde su Argentina natal y enamoraba a los apasionados del cómic con sus ganas de cambiar el mundo. Se llamaba Mafalda.

Esta nena irreverente surgida de la mano de “Quino” aterrizó en España gracias a la Editorial Lumen, y concretamente a su fundadora Esther Tusquets, que la publicó en su sello fruto del rechazo de otro gran editor, Carlos Barral, quien consideró que no encajaba en su línea editorial.

Quino, hijo de andaluces emigrados a Argentina en 1919, descubrió su vocación de mano de su tío Joaquín Tejón, pintor y diseñador gráfico, e inició con 13 años los estudios de Bellas Artes en su ciudad natal. Los abandonó en 1949, decidido a dedicarse a las historietas y al humor. En 1954 publicó su primera página y, desde entonces, ha publicado sus viñetas, dibujos e historietas en diarios y revistas de América y Europa.

Con el Golpe de Estado en Argentina de 1976, se exilió en Milán. En 1990 adoptó la nacionalidad española y ha alternado residencia también entre Madrid y Buenos Aires.

Mafalda, que nació para una campaña publicitaria frustrada, poco después de que publicase su primer recopilatorio, Mundo Quino (1963, se publicó por primera vez el 29 de septiembre de 1964 en el semanario Primera Plana.

La tira se tradujo a 15 idiomas y sigue vigente, a pesar de que Quino dejó de dibujarla en 1973.

Precisamente, ha sido Mafalda una especie de cortina que ha impedido ver la gran obra gráfica que el dibujante ha desarrollado a lo largo de todos estos años y que se ha ido publicando en forma periódica, dando cuenta de un trabajo de altísima calidad que resulta, injustamente, lo menos conocido del artista sudamericano.

Su humor es ácido y negro y se traduce en un discurso desencantado sobre el mundo contemporáneo con libros como Ni arte ni parte, Potentes, prepotentes e impotentes, ¡Qué mala es la gente!, ¿Quién anda ahí?, Yo no fui y Déjenme inventar, todos en nuevas ediciones a cargo de Penguin Random House.

– Con información de EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *