Nos defendemos de una gran mentira pero el Presidente no escucha: Corral ante el conflicto del agua

Noticias de Chihuahua.-“Estamos resistiendo, defendiéndonos de una gran mentira que se señala desde la Presidencia de la República hasta los funcionarios menores”, señaló esta mañana el gobernador Javier Corral Jurado al referirse al conflicto del agua en Chihuahua.

En entrevista telefónica con Pascal Beltrán del Río, en Imagen Radio, el mandatario estatal afirmó: “ya es muy claro que hay una instrucción, me supongo que del presidente de México, de entrar en una confrontación abierta y directa con nosotros, con acusaciones falsas”, primero, añadió, con descalificaciones permanentes a los productores y ahora al Gobierno del Estado de Chihuahua”.

Acusó que el Gobierno Federal no escucha, porque para el presidente de la República lo que vale es su palabra, es la última y es la única. “Él no sabe escuchar, no sabe recoger el punto de vista discrepante, quien discrepa, difiera, está del otro lado, es enemigo, es la fórmula vieja, estás conmigo o contra mí, y así no se puede conducir al país y menos en medio de un conflicto como este”.

Señaló también que ante las acusaciones públicas que hizo el delegado del Bienestar en el estado, Juan Carlos Loera de la Rosa, si alguien sabía de la realidad de lo que ocurre en el conflicto y los esfuerzos del Gobierno del Estado por una solución pacífica, era él.

Sin embargo, cambió su parecer porque le instruyeron que dijera eso, sostuvo el gobernador y agregó que “lo que me llama la atención es que pierda el sentido de su propia dignidad personal al asumir una instrucción de golpeteo político de esta forma, que lo único que hace es enrarecer más el ambiente, continuar descalificando la genuina inconformidad y protesta de los agricultores y cerrando las posibilidades de diálogo, porque ya estamos ahora sí en una confrontación abierta”.

El titular del Ejecutivo estatal desmintió una vez más, que Chihuahua deba aportar un determinado porcentaje de agua al pago del Tratado de 1944, porque no es cierto, en ninguna parte del Tratado se habla de un determinado porcentaje.

Enfatizó que ante un escenario de extrema sequía como el que la propia Conagua ha pronosticado para Chihuahua, aunado a la extracción de las presas que pretende el Gobierno de la República, se compromete en gran medida el siguiente ciclo agrícola para esa región del estado que es toda la extensión de la Cuenca del Conchos.

En relación a la afirmación pública del presidente Andrés Manuel de que “ha habido muchas reuniones en la Secretaría de Gobernación” y que los agricultores no tienen disposición al diálogo, Javier Corral precisó que la única reunión en esa dependencia fue desde el 3 de diciembre del año pasado.

“La Secretaría de Gobernación no existe en este conflicto, es más, si la cierran ahorita no pasa nada en el país, pero tampoco en el caso de Chihuahua, porque nunca ha estado pendiente de esto”, enfatizó.

Especificó que fue hasta marzo cuando hubo una nueva reunión con los productores, para plantear lo que era un punto de partida extraordinario para una negociación, pero no se llegó a nada.

El mandatario estatal aclaró también que se han vertido opiniones y expresiones alejadas de la realidad: “Es falso que está sea la disputa de los grandes terratenientes; el 60% del régimen de propiedad de estos sistemas son ejidatarios y el promedio de las superficies que se riegan no son mayores a cinco hectáreas. El otro 40 % son pequeños propietarios”.

Añadió que “se han dicho muchas mentiras y ahora se está en una abierta confrontación para descalificarnos con mentiras, con calumnias”.

Javier Corral desaprobó la manera en que se ha conducido este problema:

“Tanto que se ha quejado el presidente de eso, pues es el primero que lo hace, la politización; si alguien ha sobre-politizado el tema es el presidente de la República, con descalificaciones permanentes a los productores, ahora al Gobierno del Estado de Chihuahua, ya es muy claro que hay una instrucción me supongo que del presidente de México, de entrar en una confrontación abierta y directa con nosotros, con acusaciones falsas”, reiteró.

El problema es que se está desprotegiendo a los productores para el siguiente ciclo agrícola, en donde el déficit va a ser de más de la mitad –de cantidad de agua disponible- para poder garantizar los derechos concesionados de riego, que le dan a Chihuahua sus principales productos, asentó.

Por otra parte, en cuanto al ataque a balazos por parte de elementos de la Guardia Nacional a los agricultores Jaime Torres y su esposa Yésica Silva, quien falleció por estos hechos, el gobernador lamentó la actitud de la instancia federal.

“Hay un desdén brutal para este hecho y nosotros lo que hemos señalado es que no queremos una nueva víctima, por eso buscamos una solución pacífica, pero el Gobierno Federal no escucha”, reiteró el mandatario.

Lamentó también los dichos sin sustento del delegado federal de Programas Sociales: “son lamentables estas expresiones de quien ha tenido siempre un muy buen concepto y no lo asociaba yo vinculado a la consigna, porque lo que ha hecho es cumplir el pie de la letra una instrucción que le mandaron de México de decir cosas que no son ciertas y que él sabe que no son ciertas”.

Enfatizó que “si alguien conoce toda la disposición, incluso todo lo que he tenido que enfrentar para tratar de generar una solución al conflicto y buscar escenarios de solución entre productores y el Gobierno Federal, es él”.

Comentó que 48 horas antes, el delegado decía que estaba consciente que el gobernador no estaba alentando estas cosas, pero cambió porque le instruyeron que dijera eso.

“Estoy casi seguro que el propio presidente de la República le habló para que saliera a decir eso, de otra forma no me explicaría porque lo hace, porque lo dice”, reiteró el titular del Ejecutivo de Chihuahua.

Javier Corral resaltó que su administración siempre ha procurado dos objetivos en este problema, el primero es colaborar de la más justa manera en el cumplimiento del Tratado Internacional de Agua México-Estados Unidos, donde Chihuahua lleva aportado más del 35 % en todo el quinquenio y con lo que falta por extraer de la presa Las Vírgenes, terminará por aportar el 42 % de la cuota a este acuerdo binacional.

“Se dicen muchas cosas que no son ciertas, como si Chihuahua se opusiera al pago y por el contrario, está abierta la presa El Granero y se extrae agua todos los días de la presa Las Vírgenes, lo que ocurre es que no nos ha llovido como se esperaba, situación que no depende ni del gobernador, ni del presidente, ni de los productores, sino de la sequía”, reitero Corral.

Finalmente, informó que Chihuahua paga regularmente su cuota al Tratado con los escurrimientos naturales, fruto de las precipitaciones pluviales y con los escurrimientos del retorno del propio sistema de riego que regresa al río, lo cual esta vez no ha sido posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *