AstraZeneca podría volver pronto a ensayos para vacuna contra COVID, reporta Financial Times

La farmacéutica AstraZeneca podría volver a los ensayos clínicos para lograr una vacuna contra la COVID-19 la próxima semana, de acuerdo con información del periódico Financial Times y la agencia Reuters.

Uno de los científicos que trabaja en la vacuna de AstraZeneca con la Universidad de Oxford dijo antes que no hay razón por alarmarse por el anuncio de que se detuvieron los ensayos de su vacuna. Es muy habitual y normal, afirmó.

En una entrevista con ElDiario.es de España, Carlos Estévez Fraga, neurólogo y quien ha participado en los ensayos clínicos de proyecto de vacuna contra el coronavirus de Oxford, reiteró que no es motivo de alarma.

–¿Cómo de habitual es parar un ensayo para investigar un caso? –le preguntó la periodista María Ramírez, de ElDiario.es.

–Es muy habitual. Es bastante frecuente. Se van realizando revisiones periódicas sobre la seguridad y, en este caso, sobre la eficacia de los fármacos. Hay eventos que hay que notificarlos inmediatamente. Si hay algún ingreso, eso hay que notificarlo inmediatamente. Cuando esas cosas pasan, se puede detener el reclutamiento del ensayo, analizar los datos, tanto por la misma compañía como por una agencia pública que sea externa

La farmacéutica AstraZeneca ha decidido interrumpir un ensayo clínico para lograr una vacuna contra la COVID-19, porque uno de los participantes sufre “una enfermedad potencialmente inexplicable”, informó un portavoz de la compañía a medios de comunicación estadounidenses.

“Esta es una acción de rutina que sucede siempre que hay una enfermedad potencialmente inexplicable en uno de los ensayos mientras se investiga, asegurándonos de que se mantiene la integridad de los estudios”, indicó el portavoz a la cadena CNBC y el medio especializado Stat.

El voluntario que se enfermó reside en el Reino Unido, de acuerdo a Stat, que dijo desconocer la naturaleza de la reacción adversa que sufrió el individuo, aunque se espera que se recupere.

Esta es la vacuna que había desarrollado AstraZeneca, con sede en Cambridge (Reino Unido), junto a la Universidad de Oxford y cuya eficacia se estaba experimentando en Estados Unidos, Brasil y Sudáfrica después de que el ensayo hubiera dado resultados positivos en sus fases iniciales, cuando se probó con mil personas en el Reino Unido.

–Con infromación de EFE y ElDiario.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *