Un comando se llevó a su esposa; no deja de buscarla

Tamaulipas.- A cuatro años de que un grupo armado se llevó a su esposa en el peligroso tramo de San Fernando, Tamaulipas, la esperanza para Ernesto Hernández Ávila se avivó al tener un indicio de que ella se encuentra viva, pero en el estado de Baja California.

Afueras del Instituto de Atención a Víctimas del Delito se hace presente para denunciar que el Agente del Ministerio Público radicado en Matamoros y otros funcionarios se han negado a apoyarlo.

Acompañado de la activista de personas desaparecidas, Carmela Ramos, aseguró que en fechas recientes tuvieron la noticia de que su esposa Sandra Cruz Cardona, de 41 años, se encuentra resguardada en un rancho en Tijuana.

Dijo que las personas que le dieron alojo le detallaron que Sandra se encuentra desorientada, no conoce, pero dentro de lo poco que habla asegura ser de San Fernando y de tener una hija.

Destacó que otro dato importante que le dieron es de que la dama trae en su cuello un dije con su nombre muy similar al que traía su esposa

El 8 de enero del 2016, el matrimonio regresaba de Brownsville, cargados con ropa americana, la cual compran y revenden.

Al circular por la carretera Matamoros-Ciudad Victoria, en el kilómetro 249, en terrenos del municipio de San Fernando, un grupo armado los interceptó y los bajaron de la camioneta.

Los individuos andaban vestidos de trajes tipo militar y portaban armas largas.

“Nos vendaron los ojos, nos metieron a una brecha durante 15 minutos. A mi esposa ya no la mire, preguntaba por ella y me decían que era una investigación y así me trajeron 24 horas”, explicó Ernesto.

Al siguiente día lo soltaron, pero con la amenaza de que no denunciara ya que se habían quedado con todos sus documentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *