Celebremos a los abuelos con el reconocimiento de su derecho a una vida plena: Catedrático UACH

Noticias de Chihuahua.-Personas que han recorrido un camino largo lleno de logros académicos, familiares, económicos, materiales, sociales y profesionales, pero que durante ese andar también se encontraron con situaciones adversas como un fracaso personal o laboral, sufrieron la pérdida de personas importantes, dejaron de luchar por sueños y de cumplir algunas promesas. Todas estas situaciones forjaron su personalidad y los vuelven seres llenos de historia, valores, virtudes y experiencia.

Para el catedrático de la Facultad de Enfermería y Nutriología de la Universidad Autónoma de Chihuahua, L.E. Guillermo Prado Amezaga, después de la sexta década de la vida debe de ser una etapa donde el adulto mayor debe disfrutar de la vida, de una buena salud física y emocional, la unión y amor de su familia, en la que realice actividades recreativas y deportivas que lo lleven a un envejecimiento activo y pleno.

Para lograr lo anterior, debemos sentarnos a charlar con ellos para conocer sus necesidades básicas, inquietudes, miedos, deseos y anhelos, escuchar sus historias más memorables con atención, dejando por un momento a un lado el celular, reír o llorar a su lado.

De acuerdo al licenciado, docente de la Facultad de Enfermería y Nutriología de la Universidad Autónoma de Chihuahua, en la actualidad se ha desvalorizado al adulto mayor, motivo por el cual ha disminuido notoriamente el reconocimiento como parte importante de nuestra sociedad.

En su mayoría son vistos como seres frágiles o poco independientes en sus actividades básicas e instrumentales de la vida diaria, como son: tomar importantes decisiones, participar y convivir dentro de un grupo social. Se limita al manejo de sus emociones y son excluidos en temas relacionados al manejo de la tecnología, a la administración de su propia economía, situación que los lleva a “ser invisibles” dentro de nuestra sociedad.

“Un claro ejemplo de esto es cuando vemos a un adulto mayor en problemas y no le ayudamos, cuando estamos en una reunión familiar y los ignoramos por estar en nuestro celular, cuando les quitamos la intención de ayudarnos al decirles que preferimos hacerlo nosotros, al ridiculizarlos cuando plantean rehacer su vida sentimental o salir con amigos”.

Por lo que es muy importante, dedicarles tiempo de calidad, llamarlos y visitarlos con frecuencia, respetar sus ideales y aceptar su forma de ser, apoyarlos a que cumplan sus sueños y motivarlos a que se inscriban en algún club social, recreativo o deportivo para adultos mayores, siempre habrá una actividad que sea de su agrado.

Prado Amézaga también recomendó preocuparse por su salud física y emocional, por su higiene y una sana alimentación adecuada a su estado nutricional. “Con estas pequeñas acciones pueden hacerlos sentirse visibles, productivos, felices, valorados, amados, protegidos, escuchados y que es parte importante de tu familia o de la sociedad”.

Por último, el profesional de la enfermería expresó que no debemos acordarnos y hacerlos visibles sólo el Día del Adulto Mayor sino que debe ser todos los días del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *