Jacob Blake tenía un cuchillo en el piso de su auto cuando el oficial de policía le disparó siete veces

El departamento de Justicia de Wisconsin informó que Jacob Blake tenía un cuchillo en el piso de su auto cuando un oficial de policía, Rusten Sheskey, le disparó siete veces.

La información fue provista en el marco de la conferencia de prensa en la que se identificó al oficial y se reveló nueva información sobre la manera en que el hecho sucedió.

Sheskey disparó al hombre de 29 años después de que los oficiales usaran sin éxito una pistola paralizante para detenerlo y mientras Blake se inclinaba en su vehículo -en el que se encontraban sus tres hijos- durante un incidente el domingo por la noche. Las autoridades no informaron si Blake empuñaba el cuchillo cuando Sheskey abrió fuego.

No se anunciaron cargos contra Sheskey y el Departamento de Investigación del estado continúa investigando el hecho.Rusten SheskeyRusten Sheskey

Este hecho con Jacob Blake desencadenó tres noches de disturbios en Kenosha, ciudad a medio camino entre Milwaukee y Chicago, y dos manifestantes fueron asesinados por un adolescente armado con un rifle de asalto durante las protestas el martes por la noche.

El sospechoso, Kyle Rittenhouse, de 17 años, se encuentra actualmente bajo la custodia del sistema judicial del condado de Lake en espera de una audiencia de extradición para transferir la custodia de Illinois a Wisconsin. Por la tarde del miércoles fue acusado formalmente de homicidio.

Videos muestran a uno de los vigilantes, que se cree que es el joven de 17 años arrestado, disparando a los manifestantes con un rifle de asalto y aparentemente golpeando a dos que intentaron detenerlo. 

Por su parte, el presidente Donald Trump anunció este miércoles el envío de refuerzos policiales y efectivos de la Guardia Nacional a Kenosha para “restaurar la LEY y el ORDEN!”.

“No toleraremos saqueos, incendios provocados, violencia y anarquía en las calles estadounidenses”, tuiteó el presidente, en su primera reacción sobre los disparos contra Blake el domingo.

No obstante, las reacciones que generaron mayor ruido en la conversación pública vinieron de las ligas de deporte profesional. El partido de playoffs de la NBA de este miércoles entre Milwaukee Bucks y Orlando Magic fue escenario de un boicot inédito. Luego del ataque policial contra el ciudadano afroamericano Jacob Blake sucedido el 23 de agosto en Wisconsin, los jugadores decidieron no saltar al terreno de juego y la liga anunció que pospuso todos los compromisos que debían jugarse hoy.Los árbitros se reúnen en una cancha vacía para el juego entre los Milwaukee Bucks y Orlando Magic que finalmente no se disputó debido al boicot de los jugadoresLos árbitros se reúnen en una cancha vacía para el juego entre los Milwaukee Bucks y Orlando Magic que finalmente no se disputó debido al boicot de los jugadores

Varios periodistas especializados habían adelantado que los jugadores de varias franquicias tenían planeado realizar protestas similares en los duelos entre Oklahoma City Thunder – Houston Rockets y Los Ángeles Lakers – Portalnd Blazers. Es por eso, que desde la organización evitaron mayores problemas y anunciaron la cancelación de los encuentros.

Además, se convocó a todos los jugadores en la burbuja de Disney a participar esta misma noche de una reunión para decidir cómo continuar. Incluso se baraja la posibilidad de dar por finalizada la temporada.

Poco después siguieron sus pasos dos equipos de béisbol: los Milwaukee Brewers y los Cincinnati Reds. El encuentro que estaba programado para este miércoles fue suspendido por los propios protagonistas al negarse a salir a la cancha, según informó la señal deportiva internacional ESPN.

Tras la cancelación de este compromiso, otros equipos de la competición como los de Seattle Mariners “están discutiendo la posibilidad de no jugar” y sumarse a la protesta de sus colegas.

Más tarde, el Atlanta United salió al campo de juego para su compromiso por la MLS pero los jugadores solo se sacaron fotografías en solidaridad con la causa y se marcharon a los vestuarios.

Fuente. Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *