Wisconsin declara el estado de emergencia por los disturbios

Wisconsin declara el estado de emergencia para contener los disturbios que se produjeron después de que un policía disparara siete veces a un hombre negro.

Tras los disturbios generados en el condado de Kenosha a raíz del ataque a Jacob Blake (un hombre de raza negra baleado siete veces por la espalda por un agente de Policía), el gobernador del estado de Wisconsin, Tony Evers, decretó el martes el estado de emergencia y dijo que desplegaría más tropas de la Guardia Nacional para contener a los saqueadores y pirómanos que estaban causando daños generalizados en edificios públicos y empresas.

Blake está paralizado de cintura para abajo –posiblemente de forma permanente–, tiene agujeros en el estómago, sufre daños en el riñón y el hígado y es posible que le tengan que extirpar todo el colon y el intestino delgado, según los abogados.

La familia hizo una emotiva defensa del valor de la vida de Blake y, pese a la terrible situación en que se encuentra, pidió el fin de las violentas protestas que habían estallado en la ciudad.

Julia Jackson, la madre de Jacob, llamando a la unidad y diciendo que estaba rezando por los oficiales de Policía, se mostró decepcionada por los daños en la ciudad.

“No refleja a mi hijo ni a mi familia”, dijo. “Si Jacob supiera que eso es lo que está pasando, la violencia y la destrucción, estaría muy molesto”.

Blake, que había estado tratando de separar a dos mujeres que se peleaban, fue alcanzado por cuatro de los siete disparos, todos ellos de un solo oficial y a la vista de sus tres hijos pequeños, según el abogado de derechos civiles Ben Crump, que representa a la familia Blake.

Este incidente ha provocado una nueva ola de manifestaciones en ciudades de todo el país, desde Nueva York, pasando por Portland, hasta Oregón. El hecho se produce en un momento en que el país todavía registra protestas por el asesinato de George Floyd a manos de la Policía el pasado 25 de mayo.

Día a día se acrecienta la brutalidad policial pese a las protestas, de hecho, las cifras muestran que los afrodescendientes tienen 3 veces más de probabilidades de ser asesinados por la Policía que los blancos, según la página web Mapping Police Violence.

Fuente: HispanTV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *