AMLO insiste que conflicto del agua es político; “es porque quieren votos”

Noticias de Chihuahua.-

Durante la conferencia matutina desde Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a asegurar que el conflicto del agua en Chihuahua es meramente político y “porque quieren votos”, en referencia a las elecciones del 2021.

“Ahí están los de un partido político con la bandera, como los paladines de la libertad y de los recursos naturales, cuando se trata de un asunto político y además es un compromiso que se tiene con Estados Unidos que tenemos que cumplir”, dijo López Obrador.

El Presidente de la República añadió que “no se van a quedar los agricultores sin agua, si fuese así, hablaría con el presidente Trump” y le diría “sabe que no podemos ahora, vamos a negociar un prórroga, porque quedarían sin agua los ciudadanos de Chihuahua, lo que decía Juárez, nadie está obligado a lo imposible”.

López Obrador insistió que “esto es porque quieren votos” y continuó: “también les voy a dar una recomendación, que se apliquen a fondo, hay algunos que son legisladores, que hagan bien su trabajo, que representen a la gente, con esmero, con responsabilidad, y que cuando vengan las campañas se pongan unos tenis y visiten 300 casas diarias, que trabajen desde muy temprano hasta muy tarde”.

Así lo dijo al volver a insistir, sin decir nombres, que se trata de legisladores del PAN los que incitan a los agricultores a manifestarse.

“Que no mientan, que no manipulen, además eso ya no les funciona, porque la gente está muy consciente, por eso yo digo benditas redes sociales”, concluyó respecto al tema.

Sin embargo, líderes agrícolas y los propios campesinos de la región centro-sur y noreste, afirman que sus protestas no obedecen a temas políticos, pues si la extracción del agua de las presas El Granero, Las Vírgenes y La Boquilla se lleva a cabo tal como lo ordenó el Gobierno de López Obrador, se quedarán sin agua para el siguiente ciclo agrícola, lo que implicaría pérdidas de más de 30 mil millones de pesos.

Además, los agricultores reclaman que jamás en la historia del Tratado de 1944, las presas se habían abierto antes de octubre para enviar el agua a los Estados Unidos, por lo que acusan a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) de corrupción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *