Caleb necesita del apoyo de los chihuahuenses tras sufrir accidente

Noticias de Chihuahua.-

El accidente ocurrió en abril del presente año. Hoy Caleb narra su historia y pide el apoyo de los chihuahuenses para poder costear la operación costosa en sus piernas.

A continuación Caleb emite esta carta desde su perfil de Facebook:

Queridos Amigos:

Me reencuentro con ustedes en este espacio virtual, el cual hemos compartido por mucho tiempo, no he estado tan presente en los últimos meses, porque como sabrán algunos de ustedes, en septiembre del 2019 me cambie de ciudad. Por cuestiones familiares regrese a casa de mis padres, ya que mi papa desde hace aprox. 3 años sufre de una enfermedad mental y pues vine a echarle la mano a mi familia que radica aquí. Todos los cambios son difíciles, aunque estos sean ansiados, planeados o inesperados y en mi caso no fue la excepción, aun recuerdo con nostalgia estar cerca de ustedes. Al llegar a Chihuahua, chih. Que es donde vivo actualmente, el panorama no era muy alentador en cuestión de trabajo y por varios meses estuve sin ingresos, hasta Marzo del 2020 que una oportunidad de trabajo me llevo a vivir a un poblado turístico de la Sierra Tarahumara. La vida tiene situaciones inesperadas, pruebas, por decirlo de alguna manera, nunca me imagine que iba a vivir una de las experiencias mas complejas de mi vida. El 6 de Abril del 2020 a eso de las 9:20 pm, un elevador de carga tuvo la ocurrencia de caerse conmigo adentro. Cai de pie, lo cual fisuro ambos tobillos y por la forma en que me cai, mi pie derecho se atoro en una parte del elevador, cuando perdi el balance después de la caída, me quebré el peroné, para caer milagrosamente en un monton de cajas de carton, afotunadamente, vacias que amortiguaron mi caída evitando otra fractura o daño en otra parte de mi cuerpo. Me han preguntado si vi mi vida pasar frente a mi cuando cai, les dire la verdad, solo recuerdo que respire 1 vez, escuche mi hueso quebrarse y después ya estaba en el suelo, asi que a menos que caigas del piso 150 de algún edificio, dudo mucho que tengas tiempo para revisar que hiciste con tu vida ante un accidente similar. Cuando estaba en el suelo, tirado en un sotano oscuro, lo primero que hice fue revisar si no sentía sangre por aquello de una fractrura expuesta y acto seguido tratar de sentir los dedos de mis pies, al sentir levemente el movimiento en ambos pies y no sentir sangre, me dije a mi mismo, voy a volver a caminar bien, no importa lo que me tarde, acto seguido grite pidiendo ayuda. Todo fue muy rápido, la ayuda, la ida al hospital, la cantidad de gente que estuvo al pendiente. Pero no fue hasta el dia siguiente que me pude traslardarme a Chihuahua para operarme, asi que el 7 de Abril del 2020 a las 9:00 pm, 24 horas después estaba en el quirófano recibiendo anestesia. 27 tornillos y placas después, los meses pasaron con algunas complicaciones, pero las pudimos resolver sin problema. En Junio comienzo mi rehabilitación, puedo usar silla de ruedas, después muletas, después podía dejar las muletas en ratos y caminar distancias de 3 a 4 metros despacio, yo seguía al pie la de letra aquel reto que me puse ese 6 de abril de volver a caminar bien, claro! Siempre con todos los cuidados y la seguridad para no lastimarme, pero la historia de superación y fuerza de voluntad se complica, a finales de Julio me sale un edema en la pierna derecha, Es una inflamación muscular (más o menos) y no sabíamos la causa, pareciera que fuera solo que mis musculos se estaban acostumbrando a los ejercicios de las terapias, pero aun asi, decidimos checar. El 12 de Agosto cuando pude sacarme una radiografia y una tomografía, el mundo se me vino abajo, estaba fracturado de nuevo. Fui con otro Doctor especialista para un opinión aparte de la de mi cirujano, después replique esa misma acción pidiendo la opinión de otros doctores del ramo y el resultado fue el mismo, mi primera cirugía estuvo mal hecha y ahora tengo el tiempo limitado para operarme antes de que mi hueso se termine de fracturar, se caigan las placas y ya no haya manera de reparar el daño, ahora por partida doble, si contamos del 13 de Agosto del 2020 que fue cuando me dieron el dictamen, me dieron un tiempo de 2 a 3 semanas para realizar la cirugía, ya paso 1 semana.
Ahorita no contamos con la solvencia suficiente para realizar la operación y la persona que se hizo cargo de la primera operación, tampoco tiene suficientes fondos pero va a aportar todo lo que tenga disponible para solventar la operación.

Esta nueva cirugía tiene un costo de $93,113.00 pesos (noventa y tres mil ciento trece pesos 00/100) mas los gastos post operatorios, calculamos que serian en total como $125 mil pesos, de los cuales hemos recaudado casi una quinta parte, pero aun asi nos falta un buena cantidad.
Si tuviera otra forma de conseguir el dinero, lo haría, pero soy realista, no la tengo, con padres pensionados y los medicamentos de mi padre, pues la situación esta complicada. Aun asi, les puedo contar brevemente que he sido bendecido con muchos milagros, literal milagros, apoyo de gente que no conocía, apoyo de doctores, gente que nos ha aportado hasta 100 pesos, son gestos que te hacen ver la vida desde otra perspectiva MUY DIFERENTE y te hacen apreciar lo que tuviste y lo que tienes.
El motivo de esta mega publicación es exponerte mi situación y si te es posible ayudar, mi familia y yo y te lo agradecemos con todo el corazón, te comparto la cuenta de banco donde puedes donar algo para esta operación:

Blanca Reyna Bocanegra Glzz.
BBVA BANCOMER

tarjeta 4152 3133 6176 1005

Cuenta: 147 029 5108
CLABE 012150014702951080

Esta historia no termina aquí, apenas comienza, pero como escuche por ahí: “una crisis a la vez por favor” así que lo primero es mi operación, recuperarme y después para ver de que manera se puede reponer los daños. Si me conocen algo o bien, saben que nunca he sido de una vida ostentosa, no me interesa hacer negocio con esto, lo único que quiero es ponerme de pie, caminar bien y ponerme a trabajar, porque mi familia necesita de mi apoyo; de una vez anticipo que si por alguna maravillosa razón, excedemos lo que tenemos proyectado en fondos, ese dinero se usara para donarlo a personas que al igual que yo tengan dificultad para solventar una operación o aparatos ortopédicos.
Puedo escribir un libro con la cantidad de historias peores que la mía, que conocí en consultas con médicos y en mis terapias de rehabilitación. Hoy me considero afortunado que conservo mis pies y que estos funcionan aun a pesar de la cirugía que se me realizó, que se puede corregir y que de alguna manera podre tener una vida “normal”. Hoy solo me resta decirte, que si por alguna razón estas pasando por una crisis de cualquier índole, no importa que tan incierto u oscuro sea el camino adelante, la vida te pone a tu alrededor las personas y las herramientas para resolverla y al final siempre vamos a estar bien.

Agradeciendo tu atención.

Caleb Tovar
Whatsapp 8187077026

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *