Acusan a Maduro por no dejar salir a estadunidenses de Venezuela

El gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, impide la salida de ciudadanos estadounidenses del país sudamericano, pese a los esfuerzos de Washington para organizar vuelos humanitarios en medio de la cuarentena que inició en marzo, dijo el jueves una portavoz del Departamento de Estado.

Hemos hecho ofertas en el pasado que permitirían a los ciudadanos estadounidenses irse, pero todas fueron rechazadas por Maduro y sus colaboradores”, dijo la portavoz, Morgan Ortagus, en un comunicado enviado por correo electrónico.

Washington ha considerado todas las opciones para garantizar el regreso seguro a casa de ciudadanos estadounidenses que están en Venezuela, agregó la funcionaria, sin apuntar cuántos ciudadanos buscan salir del país sudamericana.

El gobierno del presidente estadounidense Donald Trump desconoce junto a decenas de países al gobierno de Maduro y, en cambio, reconoce como líder legítimo del país al jefe del Parlamento opositor Juan Guaidó.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, escribió en Twitter el jueves que Caracas se ha ofrecido a repatriar a ciudadanos estadounidenses a través de vuelos de la aerolínea estatal Conviasa a Estados Unidos.

La propuesta que se hizo desde Caracas violaría las vigentes sanciones que impuso el gobierno de Trump, que prohíben los vuelos entre los dos países y también a los ciudadanos estadounidenses negociar con Conviasa.

El diplomático estadounidense para los asuntos sobre Venezuela, James Story, dijo la semana pasada desde Colombia que los estadounidenses estaban siendo rehenes del gobierno de Maduro.

Más de 800 personas me han pedido apoyo para salir del país”, dijo Story en una entrevista con el periodista venezolano Vladimir Villegas difundida en Internet.

Story no dijo cuántos de ellos eran ciudadanos estadounidenses, ni quedó claro de inmediato cuántos se encuentran en el país.

El gobierno de Maduro ha permitido a países como España organizar vuelos humanitarios para repatriar a sus ciudadanos.

Como Estados Unidos, unos 60 países reconocen a Guaidó, al tiempo que naciones como Rusia, China, Cuba e Irán apoyan al gobierno de Maduro, que sigue en control del aparato estatal.

Los funcionarios estadounidenses dicen en privado que el hecho de que Maduro siga en su cargo pese a las fuertes sanciones estadounidenses ha sido una fuente de frustración para el presidente de Estados Unidos. (Reporte de Humeyra Pamuk en Washington y Brian Ellsworth en Caracas. 

Fuente: Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *