Demócratas confirman nominación de Joe Biden por la presidencia de Estados Unidos

Los demócratas nominaron oficialmente este martes a Joe Biden como candidato a la presidencia de Estados Unidos, que se enfrentará al presidente Donald Trump en la elección del 3 de noviembre.

Los delegados de los 50 estados y siete territorios votaron de forma virtual mediante videos enviados al partido para confirmar a Biden como candidato en el segundo día de la convención demócrata organizada en Milwaukee, en la cual también intensificaron sus ataques contra el presidente republicano Donald Trump.

“Gracias a todos, esto lo es todo para mí y para mi familia y nos vemos el jueves”, celebró Biden en una de sus contadas apariciones en vivo, después de que se confirmó la nominación.

Los demócratas eligieron un formato en el que cada representante apareció desde su territorio explicando su voto para compensar la ausencia de los delegados en la sala.

Antes de la votación, Biden recibió los apoyos de dos exmandatarios, Bill Clinton y Jimmy Carter, en una noche en la que además hablaron figuras jóvenes como la congresista de origen puertorriqueño Alexandria Ocasio-Cortez.

Se espera que también republicanos enfrentados a Trump cimenten la candidatura del exvicepresidente.

Clinton destacó en su discurso la falta de liderazgo de Trump, el “caos” del actual gobierno y el empeño del mandatario en “negar su responsabilidad” en la crisis del coronavirus.

“Somos la única economía industrial importante que ha triplicado su tasa de desempleo”, afirmó Clinton.

El centro de los ataques es la gestión de la crisis sanitaria, que ha dejado más de 170,000 muertos, y el golpe que ha sufrido la economía, en un momento en que el desempleo está sobre el 10 por ciento.

Por su parte, Carter compareció en un audio con imágenes en el que destacó con una voz temblorosa “la experiencia, el carácter y la decencia” de Biden.

También realizó un breve discurso Caroline Kennedy y su hijo, John Schlossberg.

Trump en campaña
Este martes Trump criticó el discurso de Michelle Obama, que la exprimera dama pronunció la víspera durante la noche inaugural del cónclave.

Obama dijo que Trump es el presidente “equivocado” para el país y lo describió como un líder que no ha estado a la altura del reto de la pandemia y la crisis económica asociada.

El mandatario, que está en campaña por varios estados, calificó el discurso -grabado con anterioridad- como “extremadamente divisivo” y señaló que si no fuera por el expresidente Barack Obama, él ni siquiera estaría en el poder.

Reiterando una estrategia que ya probó el lunes cuando se desplazó a Wisconsin, cerca de donde se instaló la convención demócrata, el mandatario viajó a Iowa y Arizona, que también son estados clave para llegar a la Casa Blanca.

En Yuma, Arizona, Trump afirmó que Biden impulsa una reforma migratoria que es la “más radical, extrema, imprudente, peligrosa y mortal” jamás presentada por un candidato de un partido mayoritario.

Además se vanaglorió de que cuando acepte la nominación de los republicanos la próxima semana, una cita que también mutó a la modalidad virtual, lo hará “en vivo”.

Trump reiteró que utilizará el jardín de la Casa Blanca para su discurso, atizando la controversia porque los presidentes tienen el mandato de separar sus actividades de campaña de las del gobierno, que está financiado por los contribuyentes.

Espacio para republicanos anti Trump
En la noche del martes, los demócratas se lanzaron sin miedo a recordar convenciones pasadas, con globos, fanfarria y los aplausos del público, evocando imágenes que forman parte de la historia del país, como la de Barack Obama en 2004 como un desconocido político de Chicago con un elocuente discurso sobre la diversidad.

Un importante puntal para Biden son los apoyos de dos figuras republicanas que apelan al votante de centro, y varios medios informaron que en la noche del martes comparecerá la viuda del senador conservador John McCain y el exjefe de la diplomacia Colin Powell.

En el intento de los demócratas por abarcar todo el espectro y proyectar unidad, Ocasio-Cortez también tomó brevemente el micrófono durante las votaciones como representante de Bernie Sanders, que perdió la primaria frente a Biden.

Esta congresista fue una de las figuras centrales del intento del senador progresista de hacerse con la nominación y es además una importante ancla para un electorado más joven y escorado a la izquierda.

Biden aceptará la nominación el jueves y su compañera de fórmula, Kamala Harris, será la principal oradora del miércoles precedida por el discurso del expresidente Barack Obama.

Fuente: El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *