Luis Abinader asume la Presidencia de República Dominicana

El nuevo presidente de República Dominicana, Luis Abinader, rindió juramentó hoy para gobernar durante los próximos cuatro años el país caribeño, en una ceremonia a la que acudió el jefe de la diplomacia estadunidense, Mike Pompeo.

“Juro ante Dios y ante el pueblo, por la patria y por mi honor, cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes de la República”, expresó Abinader durante el acto de juramentación como presidente, en presencia de Pompeo y primeros mandatarios como Jovenel Moïse, del vecino Haití.

El nuevo mandatario dominicano, que arribó a la sede del Congreso en un vehículo eléctrico Tesla junto a su esposa, juró ante una audiencia trajeada del blanco total que dicta el protocolo dominicano y con cubreboas.

El propio Abinader dio positivo por covid-19 en junio.
República Dominicana registra hasta este domingo 86 mil 309 casos confirmados y mil 453 muertes por el nuevo coronavirus, según cifras oficiales.

Tras pedir un minuto de silencio por los fallecidos a causa del virus, prometió que bajo su gestión el sistema sanitario no colapsará.

“La prioridad es la de crear condiciones para recuperar la producción y el empleo (ante la crisis económica provocada por la pandemia)”, expresó, apuntando que mantendrá los subsidios sociales para los trabajadores y los incentivos fiscales de emergencia aplicados por la crisis.

En medio de la pandemia, el sector turístico, que representa el 8% del PIB dominicano, se ha visto afectado.

Según la Comisión Económica de la ONU para América Latina y el Caribe (Cepal), se espera que el PIB del país caiga un 5,3% en 2020.

El covid-19 obligó a la cancelación de actos de la toma de posesión en la isla, como un desfile militar que tradicionalmente se hace en el malecón de Santo Domingo.

El empresario de 53 años, quien tiene la mira puesta en la normalización de la economía posterior a la pandemia, prometió “no tolerar” actos de corrupción durante su gestión.

“No habrá impunidad para la corrupción del pasado, ni tampoco para la que se cometa en el futuro”, apuntó Abinader en su intervención.

La corrupción ha plagado a la clase política dominicana en los últimos años, especialmente durante el escándalo de Odebrecht, que lleva el nombre del gigante de la construcción brasileño que admitió haber pagado sobornos a muchos líderes políticos latinoamericanos.

En 2019, República Dominicana ocupó el puesto 137 (de 180) en el ranking del índice de percepción de corrupción de la ONG Transparencia Internacional.

Abinader fue electo en las presidenciales del 5 de julio en plena pandemia de covid-19, rompiendo 16 años de poderío del centroizquierdista Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

El mandatario gobernará con mayoría en ambas cámaras del Congreso.

Su organización, el socialdemócrata Partido Revolucionario Moderno (PRM), controla 18 de los 32 puestos en el Senado, mientras que en la Cámara de Diputados tiene 91 de las 190 curules.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *