Restricción de actividades se basa en criterios técnicos y acuerdos del Consejo Estatal de Salud

Noticias de Chihuahua.-

La decisión de mantener el cierre de templos y centros de culto, se determinó en criterios técnicos y en la expertise de los miembros del Consejo Estatal de Salud, quienes consideraron que existe un gran riesgo para la salud de los asistentes y de la población en general por la diseminación de contagios, señaló el gobernador Javier Corral.

En rueda de prensa virtual, subrayó que la votación en este tema, al igual que en el caso de mantener la suspensión de actividades en cines, se realizó de manera unánime por el Consejo.

Dijo que reabrir en determinado porcentaje este tipo de actividades, aumentaría considerablemente la velocidad del contagio.

Dio a conocer que lo que sí contempla el Acuerdo publicado en el Periódico Oficial del Estado, es la posibilidad de hacer citas individuales, para una especie de consultoría directa de carácter espiritual, con sacerdotes y pastores de asociaciones religiosas en todo el estado.

Respecto a las nuevas restricciones aprobadas para la operación de bares y cantinas, el mandatario estatal explicó que se trató de una medida bien meditada, toda vez que amparados con sus permisos de restaurant-bar, abrían hasta altas horas de la noche.

El gobernador destaco que las nuevas disposiciones contemplan la restricción de horarios, pues el nuevo capítulo incluido en el Acuerdo considera sanciones, que prevén suspender temporal o parcialmente las licencias para la autorización de venta de alcohol, a quienes lo incumplan.

Por lo tanto –indicó– los negocios de este tipo que sean sorprendidos violando las normas sanitarias, de sana distancia, los horarios, los aforos, las medidas de desinfección o de control de temperatura en la clientela, serán afectados en sus permisos.

El titular del Ejecutivo reconoció que hay malestar en este sector por estas restricciones, pero el Consejo Estatal de Salud determinó estas disposiciones debido a que fueron muchos los casos en que se perdió el control hasta de los aforos, no solo de los horarios.

Reiteró que no se trata de un capricho del gobernador o de la autoridad sanitaria, pues son parte de las recomendaciones que vienen en los protocolos de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, que son soportados en criterios técnicos e información estadística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *