Rescatan a un niño que pasó más de dos años encadenado por sus padres en un cobertizo de animales

La Policía de Nigeria arrestó el pasado domingo a un hombre y sus tres esposas por supuestamente mantener encadenado durante más de dos años a su hijo, de apenas 11, en un cobertizo para animales, mientras ellos mismos vivían en su casa en Birnin Kebbi, según informó el periódico The Sun Nigeria.

Jibril Aliyu, que al ser encontrado apenas podía estar de pie y desfallecía de hambre, fue trasladado de urgencia a un hospital local para proveerle el tratamiento necesario. Se informa que el niño no tenía agua y se veía obligado a comer el forraje de los animales con los cuales convivía, así como sus propias heces, como “único medio de supervivencia”.

Un hermano mayor de la víctima declaró que Aliyu sufría de epilepsia y que la familia lo encadenó para evitar que desapareciera. Dijo además que el niño solo estaba encadenado durante las horas del día, e insistió en que su padre vendió la casa y el coche para financiar su tratamiento.

Este lunes, el Gobierno del estado de Kebbi se comprometió a tratar y rehabilitar totalmente a Jibrin Aliyu, mientras que la asesora del gobernador, Hajiya Zara’u Wali, calificó el incidente de “lamentable y chocante” y advirtió que los padres que cometan actos similares no serán tolerados.

La investigación del caso de Jibril Aliyu sigue en curso.

Fuente: RT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *