De fiesta en Acapulco la diputada que propuso cárcel por omitir recomendaciones sanitarias

Puebla.-  La diputada del Partido Encuentro Social (PES) Nora Merino Escamilla, que en abril pasado propuso una reforma para castigar hasta con 15 años de cárcel a quien propague el coronavirus, reconoció que en días pasados rompió el confinamiento para irse de fiesta a Acapulco, Guerrero.

A través de su cuenta en Twitter, la legisladora local publicó un mensaje en el que pide disculpas “por ser un mal ejemplo”, luego de que en las redes sociales se divulgaron videos de la fiesta con sus amigas.

“Quiero reconocer que cometí un error al haber acudido al puerto de Acapulco, Guerrero, en días pasados, por lo que ofrezco disculpas a todas y todos quienes se sintieron ofendidos. Mi obligación como representante popular es ser un ejemplo y tengo claro que no lo fui”, admitió.

No obstante, aseguró que antes de viajar con sus “amigas cercanas” tomaron las medidas y se practicaron la prueba de covid-19, además de que –recalcó– Acapulco está en semáforo naranja.

En abril pasado, Merino Escamilla, junto con el líder del Congreso local, Gabriel Biestro Medinilla, presentaron una iniciativa para reformar el artículo 213 del Código Penal del Estado de Puebla para establecer una pena de 10 a 15 años de cárcel y multa de 100 a 300 días de salario a quien “pusiere en peligro de contagio la salud de otra persona”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *