China instaura restricciones por temor a rebrote de COVID-19

El gobierno chino ordenó el sábado el confinamiento inmediato de 11 zonas residenciales de Pekín donde se detectaron varias decenas de casos del nuevo coronavirus.

Las autoridades chinas informaron de seis casos de infección local, vinculados en su mayoría al mercado de carne Xinfadi, situado en el distrito de Fengtai, al sur de Pekín, y que fue cerrado.

Pero las pruebas de diagnóstico realizadas en unos 2,000 trabajadores del mercado demostraron que había al menos otros 45 casos de infectados asintomáticos, que están bajo vigilancia médica.

Centenares de agentes de la policía fueron vistos por periodistas de la AFP en las inmediaciones del mercado en un “dispositivo similar al de los tiempos de guerra”, según las autoridades municipales.

El viernes, las autoridades chinas ya retrasaron la vuelta a las escuelas primarias de la capital y suspendieron todos los actos deportivos debido a la aparición de los tres primeros casos, tras dos meses sin que se detectara ninguna infección por COVID-19.

Por| AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *