Una inyección cada dos meses podría remplazar las pastillas diarias para evitar la transmisión del VIH

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) aprobó en 2012 un innovador medicamento conocido como PrEP, que tiene una efectividad de hasta el 99 % para reducir el riesgo de transmisión sexual del VIH. El fármaco, en forma de pastills, tiene que tomarse diariamente.

Ahora, un investigación ofrece una nueva forma de tratamiento para prevenir la propagación del VIH que podría permitir a los pacientes dejar de tomar píldoras todos los días y recibir a cambio una inyección cada dos meses, informa la revista Science.

El estudio, realizado por el Instituto Nacional de Salud de EE.UU. (NIH), revela que la nueva inyección, que aún no está aprobada por la FDA, puede ser aún más efectiva que la pastilla diaria para las personas que intentan protegerse del VIH.

El descubrimiento se realizó en un estudio llamado HPTN 083, en el que participaron 4.570 personas de siete países diferentes, incluidos EE.UU., Sudáfrica, Vietnam y Argentina. Los expertos compararon un medicamento llamado cabotegravir, administrado como una inyección cada ocho semanas, con una pastilla de prevención del VIH diaria ya aprobada por la FDA llamada Truvada.

“La inyección es mucho más fácil”, señaló Brandon Jackson, un participante en el estudio, a ABC News. “Probablemente no tomaría una píldora diaria. Soy realmente un fanático de las inyecciones. Es difícil cumplir al 100 % a las pastillas y es fácil que se te olvide tomarte una dosis. Las inyecciones son mucho más convenientes”.

Los investigadores señalaron que los participantes del estudio eran diversos y representaban a las poblaciones más afectadas por la enfermedad. Dos tercios de los participantes tenían menos de 30 años, alrededor del 12 % eran mujeres transgénero y la mitad se identificaron como negros o afroamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *