El impacto del meteorito que mató a los dinosaurios no pudo ser meas mortal

El impacto del meteorito que mató a los dinosaurios no pudo ser meas mortal

Hace 66 millones de años se produjo el impacto de un meteorito que hizo desaparecer al 75% de la vida del planeta. Incluidos los dinosaurios. Aunque el resultado habla por si mismo, ¿el impacto fue solo un roce o había un golpe aún más destructivo que podría haber terminado con la vida entera en la Tierra?

El meteorito impactó en el ángulo “más mortal posible”, el de 60 grados, tal y como apunta un estudio publicado en Nature Communications. La investigación ha sido realizada por científicos del Imperial College de Londres (Reino Unido), de la Universidad de Friburgo (Alemania) y de la Universidad de Texas en Austin (Estados Unidos).

El asteroide, que tenía aproximadamente el doble del diámetro de París, impactó al sur de México. Y dejó un cráter de 200 kilómetros de ancho tras de sí. Para este estudio, los investigadores examinaron la forma y la estructura del subsuelo del cráter. Con esta información desarrollaron cuatro posibles ángulos de impacto del meteorito (90, 60, 45 y 30 grados). También se calcularon dos velocidades de impacto, a 12 kilómetros por segundo y a 20 kilómetros por segundo.

El ángulo ganador parece ser el de “sesenta grados”. “Es el ángulo de impacto más letal porque expulsa una mayor cantidad de material lo suficientemente rápido como para envolver al planeta”, comentó Gareth Collins, el autor principal a AFP, según recoge ScienceAlert.

“El impacto de Chicxulub provocó una extinción masiva porque expulsó grandes cantidades de polvo y gas del cráter lo suficientemente rápido como para dispersarse por todo el mundo”.

La vida sobrevivió al impacto del meteorito

Dinosaurio
Dinosaurio

En el caso de que se hubiera producido el impacto del meteorito en otro ángulo, no se habrían elevado tantos escombros a la atmósfera, añadió Collins. A la atmósfera se liberaron miles de millones de toneladas de azufre y dióxido de carbono. El humo, las cenizas y los escombros, oscurecieron el cielo y provocaron un invierno nuclear. Este suceso cambió de manera radical el clima y el 75% de las especies del planeta desaparecieron.

“El impacto de Chicxulub fue un día muy malo para los dinosaurios”, dijo Collins. Añadió que la nueva investigación mostró que fue “incluso peor” de lo que se había pensado anteriormente. “Esto hace aún más notable que la vida sobreviviera y se recuperó tan rápido como lo hizo”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *