El nacimiento de Windows NT, el hermano gemelo que lo cambiaría todo

El nacimiento de Windows NT, el hermano gemelo que lo cambiaría todo

Su nombre en clave era Razzle. El público lo conoció como Windows NT, por Windows New Technology, aunque algunos lo apodaron Windows Nice Try. Su versión inicial fue la 3.1 para que coincidiera con su hermano mayor, Windows 3.1. Windows NT fue la apuesta de Microsoft por el mercado profesional. Se había hecho un nombre en el sector doméstico con DOS y Windows, y ahora quería parte del pastel del sector de workstations y servidores. ¿Quién y cómo se decidió ese gran paso que haría de Microsoft y de Windows lo que son hoy en día?

Resulta interesante ojear revistas de informática antiguas para ver cómo eran las cosas en aquel entonces. Repasando algunos números de la revista especializada Byte, un referente en las décadas de los 80 y 90, encuentro que en sus Reader’s Choice Awards, unos premios donde votaban sus lectores, el software del año 1993 fue Windows 3.1.

Aunque los inicios de Windows no fueron muy favorables, en la historia permanece el recuerdo de Windows 3.1 como la versión que puso a Microsoft en primer lugar. Ya había logrado el éxito con MS-DOS, pero Windows supuso un gran hito en un mercado doméstico en el que también tenía su cuota OS/2 de IBM. Curiosamente, también creado por Microsoft.

Pero 1993 le deparaba más buenas noticias a Microsoft. La salida al mercado de una nueva versión de Windows. Un Windows idéntico al Windows 3.1 que existía desde la primavera de 1992 pero que estaba dirigido al sector profesional. Sin embargo, el nacimiento de Windows NT, que es como se llamó a este hermano menor, se remonta a 1988. En ese año, Microsoft ofrecía Windows 2.0, de 16 bits. Una versión mejorada de su primer sistema operativo gráfico que todavía no conocía el éxito.

Además, en un principio Windows NT no iba a ser propiedad exclusiva de Microsoft. La idea era que fuera una mejora de OS/2, el sistema operativo gráfico creado por IBM y Microsoft. Veamos cuál es la historia de sus orígenes.

Microsoft y los sistemas operativos

Empecemos por el principio. Microsoft se funda en 1975. No en un garaje, como dicen las leyendas de Silicon Valley, sino en una pequeña oficina de Albuquerque, Nuevo México. Sus fundadores son Bill Gates y Paul Allen. Entre sus primeros logros, adaptarán BASIC a computadoras Altair, Apple, Commodore e IBM.

Pero centrémonos en lo que nos ocupa, los sistemas operativos. Curiosamente, el primer sistema operativo de Microsoft es Xenix, una variante de UNIX que será comprada por la gigante de las telecomunicaciones AT&T. Pero el éxito en este mercado vendrá con DOS, un clon de CP/M que se convertirá en un estándar en el sector de ordenadores personales, en parte dominado por IBM. El mérito no es de Microsoft en sí, ya que DOS, originalmente llamado 86-DOS, fue comprado a otra empresa por 100.000 dólares de la época. En 1983, Microsoft ya había ganado 55 millones de dólares.

Y ahora hablemos de Windows. En 1985 se presenta Windows 1.0, una interfaz gráfica que funciona sobre MS-DOS. En paralelo, Microsoft sigue en su buena relación con IBM desarrollando otro sistema operativo gráfico, OS/2. Primero será en modo texto (1987) pero pronto se adaptará al modo gráfico (1988), tendencia a partir de entonces. Y aunque OS/2 tiene sus particularidades técnicas, la interfaz es prácticamente idéntica a la de Windows.

Pues bien. Si en 1975 Microsoft era una pequeña empresa de software, para 1986 se mudan a sus nuevas oficinas en Redmond, Washington. Y para 1987, ya estará considerada la mayor productora de software para ordenadores personales, bien con creaciones propias o a base de compras.

Y en 1988, siendo ya los primeros en el sector doméstico, Microsoft decide que ya va siendo hora de dar el salto al sector profesional.

Dave Cutler tiene un encargo

Decía en el apartado anterior que el primer sistema operativo de Microsoft es oficialmente Xenix. Se trataba de una variante de UNIX, el padre de los sistemas operativos modernos. Pero Microsoft se desligará de ese proyecto con su pronta venta. Sin embargo, UNIX seguirá en la mente de Bill Gates durante años.

Es más, como anécdota, en la Unix Expo de octubre de 1996, Bill Gates dio una charla en la que recordó Xenix y dijo, textualmente: “Si retrocedemos en el tiempo, Microsoft fue el primero en ir a AT&T y rogar para obtener una buena licencia comercial de alto volumen para Unix. Y durante muchos, muchos años fuimos el licenciatario de mayor volumen, no sólo para nuestros propios productos Xenix, sino también para Siemens con los suyos, Santa Cruz con los suyos, y docenas y docenas de sublicenciatarios”.

El caso es que mientras las computadoras personales corrían DOS, OS/2 o Windows, sus hermanas mayores empleaban UNIX y derivados directos. Un mercado enorme y muy apetitoso para cualquiera. De ahí que Bill Gates decidiera apostar por un sistema operativo compatible con los procesadores RISC y que tuviera lo mejor de UNIX.

Dave Cutler sigue trabajando en Microsoft en proyectos como Azure o Xbox. Fuente: Wikipedia

De esta ambiciosa tarea no se encargó él. El trabajo fue a parar a Dave Cutler, que dejó su entonces empleo en Digital Equipment Corporation y que en su amplio currículum tenía el honor de haber creado sistemas operativos como RSX-11 (1972) para ordenadores PDP-11, y los sistemas VMS (1977) y VAXELN (1980) para ordenadores VAX.

Así pues, Cutler llega a Microsoft con algunos miembros de su anterior equipo y empieza a trabajar en Windows NT en noviembre de 1988. Inicialmente, aunque el propósito de este sistema operativo era ambicioso, la idea era que fuera una actualización de OS/2.

Eso sí, debía cumplir unos requisitos poco habituales en la época, al menos en el mercado en el que se movía Microsoft por entonces: soporte para varias arquitecturas, multiproceso, soporte para redes, compatibilidad con POSIX y con estándares de seguridad de la época y soporte multiusuario. Obviamente, a IBM no le disgustaba la idea de arañar parte del mercado profesional al que iba dirigido este nuevo sistema operativo.

Para 1989, esta primera versión de Windows NT, llamada NT OS/2, ya funcionaba correctamente en arquitecturas x86. Y para 1990, se logró que funcionase también en procesadores MIPS. Ese mismo año, se integra una API de Windows de 32 bits, una mejora de lo que entonces era Windows (Windows 3.0 era de 16 bits), cambiando así el propósito de ser una mejora de OS/2 para convertirse en una versión renovada de Windows.

Este giro será del todo desconocido, tanto por el público como por la propia IBM, que se enterará en 1991. Para entonces, cancelará su acuerdo con Microsoft de desarrollar OS/2 entre ambas empresas. De ahí que OS/2 2.0 en adelante sean exclusivamente desarrolladas por IBM. Cabe recordar que aunque Microsoft e IBM tenían ese gran acuerdo, para 1990 en el mercado doméstico eran rivales con Windows y OS/2 compitiendo cara a cara.

Presentando Windows NT

Todos recordamos algunas de presentaciones desastrosas de Microsoft, como la de Windows 98 en la que el propio Bill Gates no podía evitar sonreír ante una pantalla azul que vieron todos los asistentes al acto.

Pero en el caso de Windows NT, todo fue bien desde las presentaciones, y es que el equipo de Dave Cutler hizo un gran trabajo. Para empezar, en octubre de 1991 se presentó al público en COMDEX, donde hubo mucha expectación por la cancelación de esa misma presentación el año anterior. Además, Microsoft tuvo el acierto de ofrecer a los desarrolladores un kit de desarrollo de 32 bits.

Y en 1992, Windows 3.1 incorpora en parte esa compatibilidad. Tendríamos que esperar a Windows 95 para el soporte completo, pero esa puerta ya estaba abierta. Ese mismo año, Microsoft presentará de nuevo Windows NT, prácticamente terminado, para que el público vea su compatibilidad con arquitecturas x86 y MIPS. También ofrecieron una versión Beta y un nuevo kit de desarrollo, algo que repetirán de nuevo en la COMDEX de ese mismo año.

El legado de Windows NT

Windows NT 3.1 sale a la venta en el verano de 1993. Como decía al principio de este artículo, para entonces Windows en su versión doméstica es todo un éxito. En un programa televisivo de la época, The Computer Chronicles, nos presentan Windows NT junto a Windows 3.11. En apariencia, idénticos. Pero como desgrana el invitado, Mike Nash, de Microsoft, las diferencias son notorias: un gestor de archivos mucho más cómodo, permisos y usuarios para limitar el acceso a carpetas y ficheros, multitarea, control de los recursos disponibles, etc.

Bill Gates en Times Square presentando Windows XP. Fuente: IDG

Windows NT 3.1 venía en dos sabores, Workstation y Advanced Server. Era compatible con procesadores Intel x86 y RISC, podía ejecutar aplicaciones de 32 bits y podía soportar hasta 2 CPUs y 64 MB de RAM. Además, incorporaba un sistema de archivos propio, NTFS, además de soportar los sistemas de archivos HPFS y FAT-16. Y entre las aplicaciones propias, destacaban la administración de usuarios, los permisos de archivos, el administrador de disco o el visor de eventos.

En definitiva, Microsoft ofrecía al público profesional un Windows profesional, con su interfaz doméstica pero con herramientas para oficina y servidores. Incluso contaba con su propia versión de SQL Server.

Desde la perspectiva de los años, Windows NT es lo mejor que le pudo pasar a Microsoft. De ahí que en 2001 decidiera unificar las dos ramas de Windows, la doméstica y la profesional, en Windows XP. De ahí en adelante. Gracias a NT también contamos con el sistema de archivos NTFS y con la posibilidad de crear varios usuarios para un mismo equipo. Obviamente, nada nuevo en la informática de aquel entonces para quienes conocían UNIX pero sí para el sector doméstico, que se vio beneficiado de estas novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *