Coronavirus en el semen, lo último de tu WhatsApp: qué dice la ciencia

Coronavirus en el semen, lo último de tu WhatsApp: qué dice la ciencia

Un nuevo estudio ha encontrado SARS-CoV-2 en el semen de algunos hombres. Pero, ¿esto es suficiente para afirmar que el coronavirus se transmite durante el sexo?

Este jueves se ha publicado un estudio que está dando mucho de qué hablar, sobre todo en Whatsapp y redes sociales: se ha encontrado SARS-CoV-2 en el semen de algunos pacientes del Hospital Municipal de Shangqiu (China). O eso es lo que se apunta en un nuevo estudio publicado en la revista científica JAMA Network Sin embargo, no podemos afirmar todavía que el coronavirus en el semen sea una fuente de contagio de la COVID-19.

Hasta este momento sabemos que el contagio del coronavirus se produce por las gotitas de Flügge que salen de nuestra boca al toser, estornudar e, incluso, al hablar. Y que las formas de contagio es que esas gotas lleguen hasta la boca u ojos de una persona sana.

También sabemos que el SARS-CoV-2 se ha encontrado en heces, en el tracto gastrointestinal y la orina, ademas de, por supuesto, en la saliva de pacientes con COVID-19. Sin embargo, poco se ha hablado de la relación de este virus con el semen. Ahora, este estudio indica que un pequeño porcentaje de pacientes tienen restos de SARS-CoV-2 en su semen. Pero no hay que alarmarse, vamos a mirar qué dice exactamente este estudio.

Análisis de COVID-19 en semen

De los 50 pacientes que dieron su consentimiento firmado para participar en este estudio, 12 de ellos no pudieron hacerlo por tener “disfunción eréctil, estar en coma o haber muerto”, así que el grupo de análisis se redujo hasta los 38 pacientes.

Estos 38 pacientes finales son mayores de 15 años y, además, fueron confirmados mediante PCR que habían pasado la enfermedad o la estaban pasando entre el 26 de enero y el 16 de febrero de 2020. De hecho, 15 de ellos todavía estaban en la etapa aguda de la enfermedad.

¿Y cuál fue el resultado de este análisi? Que solo seis pacientes tenían rastro del SARS-CoV-2 en su semen. Además, cuatro de ellos todavía estaban en la fase aguda de la enfermedad. “No hubo diferencias significativas entre los resultados de las pruebas negativas y positivas para los pacientes por edad, antecedentes de enfermedad urogenital, días desde el inicio, días desde la hospitalización o días desde la recuperación clínica”, concluyen en el artículo científico.

Problemática del estudio

coronavirus
coronavirus

Tenemos que saber qué relación hay entre el coronavirus en el semen y que este sea una fuente de contagio. Es importante ya que, si se confirmase, los pacientes tendrán que tener cuidado al mantener relaciones sexuales. Pero este artículo tiene dos problemas que hacen que sea difícil afirmar con rotundidad que el semen puede transmitir el SARS-CoV-2.

El primero es la cohorte, es decir, el número de personas que participan en el estudio. Solo se ha analizado a 38 personas, un número poco representativo. El segundo problema es que no se ha hecho un seguimiento para ver cuánto tardaba el virus en desaparecer del semen. Además, el SARS-CoV-2 no puede replicarse en el aparato reproductor masculino, lo que implica que su supervivencia en los testículos podría ser breve. Pero tampoco podemos confirmarlo.

Por tanto, no podemos afirmar que el coronavirus en el semen sea una fuente de contagio. Por lo menos, para saberlo con más certeza habrá que esperar a que aparezcan más estudios. Pero si aún tenemos dudas, lo mejor es que los infectados no practiquen sexo o que, al menos, utilicen preservativos durante un tiempo para evitar el contagio. ¡Y cuidado con los besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *