Las mejores series de 2020 hasta ahora

Las mejores series de 2020 hasta ahora

A casi la mitad del año, la oferta televisiva es cada vez más variada e interesante, a pesar de la emergencia sanitaria del coronavirus. Desde la televisión tradicional hasta los catálogos de las plataformas streaming, las series continúan siendo el contenido favorito de consumo de la audiencia de todo el mundo. Te dejamos una lista de las mejores series de 2020 que puedes encontrar en las diferentes plataformas de contenido.

Las series siguen siendo la programación favorita para buena parte del público alrededor del mundo. La llamada “era dorada de la televisión” ha llevado a una nueva dimensión el contenido. También cambió la forma de contar historias en el ámbito audiovisual. Además, si sumamos al fenómeno el auge de las plataformas, el resultado es un nuevo tipo de hábito de consumo. Hoy vamos a hablar de las mejores series de 2020 hasta ahora.

Y es que a pesar de la emergencia provocada por la crisis sanitaria del coronavirus, 2020 mantiene la calidad y en especial la variedad de los shows más conocidos y los estrenados que se encuentran a disposición del público. Esta selección recopila las mejores series de 2020, al menos de la primera mitad del año. Una mirada rápida que resume los movimientos de la industria a pesar de la singular etapa que atraviesa el mundo del espectáculo.

Estas son las mejores series de 2020

Westworld (HBO)

westworld distopía

HBO

Con la transmisión del polémico episodio final de la tercera temporada, la serie que adaptó la ya icónica película de Michael Crichton a la televisión, se ha convertido en un curioso fenómeno de fidelidad televisiva. También en un riesgo considerable para HBO.

El considerable bajón de audiencia que sufrió desde su estreno, no evitó que su enrevesada trama se discutiera en redes sociales durante las últimas ocho semanas.

Renovada para una cuarta temporada aún sin fecha de producción, la visión del lujoso futuro distópico a cargo de Lisa Joy y Jonathan Nolan, todavía tiene la capacidad para asombrar a la audiencia y generar la suficiente expectativa como para sobrevivir a sus peores críticas.

Run (HBO)

La nueva producción de Phoebe Waller-Bridge (Fleabag) es una combinación de suspenso con una amarga perspectiva sobre la vida adulta. Por este motivo bien merece estar entre las mejores series de 2020.

Protagonizada por Merritt Wever y Domhnall Gleeson, es también un recorrido por los sinsabores que provoca la decepción del desamor. Todo en medio de rápidos diálogos y un inusual sentido del humor.

Al final, la serie parece más interesada en recorrer el discreto desengaño con el que debe lidiar sus personajes que en reír. Pero el negrísimo tono burlón sustituye cualquier aire de frustración que pueda impregnar al argumento.

Dare Me (USA Network)

Las animadoras son un icono de la cultura estadounidense y la serie, dirigida por Gina Fattore, explora sus puntos claros y oscuros con un alegre cinismo.

Es quizás una de las pocas ocasiones en que el singular mundo de las chicas más populares de las secundarias estadounidenses se explora con un mordacidad muy cerca de la crueldad. No hay nada sencillo en esta aproximación sobre la adolescencia, la rivalidad, la competencia y el miedo al rechazo. Todo contado a través del oscuro cristal de una crítica solapada a la discriminación.

Little America (Apple TV +)

Las series antológicas suelen ser un juego de tensión argumental que rara vez funciona.

Esta es una de esas excepcionales ocasiones en las que no solo resulta un triunfo narrativo, también es una conmovedora versión acerca de un tema complicado como lo es el mundo de los inmigrantes.

La producción tiene un especial cuidado en evitar las líneas incómodas de lo cursi o el cliché, por lo que pone especial énfasis en reflexionar sobre la vida del emigrante a partir de la esperanza, las emociones privadas y el miedo a lo desconocido. La combinación resulta en una serie de escenas de dolorosa belleza que meditan sobre la exclusión, el impulso de la supervivencia y la noción sobre la bondad con una elegancia discreta.

The Good Place (NBC)

NBC

Las delicias del cielo y los horrores del infierno nunca tuvieron un tono tan mundano como en este recorrido atípico por el bien y el mal. Todo en clave de burla sardónica que hace de The Good Place no solo una de las mejores series de 2020, sino desde que se estrenó.

La conmovedora dinámica entre Chidi (William Jackson Harper) y Eleanor (Kristen Bell) se convirtió de temporada en temporada en una meditada reflexión sobre la espiritualidad, la soledad y el desarraigo. Sin llegar a ser sermoneadora, pero con un especial acento en la capacidad para conmover de sus momentos más filosóficos, la serie se despidió con un tono agridulce que sus fanáticos seguramente recordarán por años.

Esta mierda me supera (Netflix)

Esta mierda me supera/Netflix

A mitad de camino entre la Carrie de Stephen King y una comedia sobre la adolescencia en tintes oscuros, esta exploración acerca de la ausencia, el luto y el duelo en clave sobrenatural triunfa. Especialmente al repasar la idea sobre el terror y los pequeños espacios inquietantes de la memoria sin caer en dramatismos y mucho menos, en la autoindulgencia.

Disparatada, por momentos escalofriantes y en otros, solo conmovedora, es quizás uno de las mezclas de géneros más ingeniosas de los últimos mese.

McMillions (HBO)

Erase una vez una complicada estafa que permitió a un numeroso grupo de ladrones ganar una escandalosa cantidad de dinero. Todo gracias a la promoción del monopolio en McDonald’s.

Si la premisa te parece asombrosa e inverosímil, esta magnífica serie no solo te cuenta cómo ocurrió, sino además lo sencillo que resultó este engaño a gran escala. Con todo su aire desenfadado y cruel, esta docuserie medita sobre el crimen, pero a la vez sobre sus consecuencias a la distancia.

Un recorrido singular y hasta conmovedor, por quizás uno de los hechos más desconcertantes de la historia mercantil de EE.UU..

High Fidelity (Hulu)

De la misma forma que el libro de Nick Hornby y la película homónima que convirtió en toda una celebridad a John Cusack, la serie de HULU es un homenaje a la música. También a cierto romanticismo amargo que el argumento muestra con una inteligente puesta en escena y un ritmo melancólico cautivador.

Si eso no es suficiente para ti, quizás quieras disfrutar de la deliciosa actuación de Zoë Kravitz, que también produce la serie y encarna con gracia, a su extraño, pesimista y a pesar de todo, encantador personaje. Si amas la música y a la extraña atmósfera de los pequeños dolores del mundo contemporáneo, esta serie es para ti.

Better Call Saul (Netflix)

La penúltima temporada del spin off de Breaking Bad, es un prodigio de guion, puesta en escena y actuación. La lenta transformación del tramposo Jimmy en el inquietante Saul avanza a través de uno de los mejores argumentos de la televisión actual. Estrenada justo al inicio del año era una candidata clara a entrar en la lista de las mejores series de 2020.

Lo más sustancioso del mundo de Vince Gilligan se resume en esta mirada siniestra sobre la ambigüedad de la moral actual y los extremos oscuros del crimen, como fuente de poder. Si Walter White es tu ídolo, Saul será sin duda el hombre en cuya extraña vida querrás profundizar.

My Brilliant Friend (HBO)

La lujosa adaptación de la obra del mismo nombre de Elena Ferrante, dirigida por Saverio Costanzo y producida por Paolo Sorrentino, es un todo un homenaje al neorralismo italiano. Se le añade toda una generosa mirada sobre la belleza de las pequeñas historias contenidas en un contexto de melancólica belleza.

La historia que cuenta la vida de dos inseparables amigas, convertidas en rivales y, por último, en reflejo una de la otra es quizás una de las mejores series de los últimos años. Sin duda, una espléndida adaptación de una obra literaria que ya se considera un clásico contemporáneo.

Tanto si eres fan de los libros como si no, esta serie es un despliegue de elegancia visual que no querrás perderte.

Yo nunca (Netflix)

yo nunca netflix

Con su singular combinación de excéntrico sentido del humor, insolencia y alegría, esta deliciosa comedia es la respuesta de Netflix a los densos dramas adolescentes que llenaron la pantalla chica durante los últimos años. Sin duda la sorpresa del primer tramo del año que le hace merecer un puesto entre las mejores series de 2020.

Sin grandes pretensiones, pero sí una profunda inteligencia, la serie sigue las peripecias de Devi (Maitreyi Ramakrishnan). Una huérfana de padre que además sufre de una imprevisible incapacidad física con la que deberá lidiar como mejor pueda. ¿Suena dramático? Lo es un poco, pero te aseguramos que este argumento sorprendente te cautivará por su capacidad para combinar el realismo emocionar con un singular sentido del humor.

Gente normal (HULU)

Por último, la última candidata para entrar en la lista de mejores series de 2020. La famosa novela de Sally Rooney es una mirada atípica sobre la vida de personas corrientes, enfrentándose a problemas comunes. Y también es una búsqueda de respuestas sobre las grandes preguntas existenciales de los primeros años de la vida adulta.

Todo bajo la sutil belleza de una bien medida combinación de drama, humor y romance. Y sexo, no lo olvidemos: quizás te sorprenda las escenas sexuales explícitas, pero pronto la serie te demostrará se trata de una forma de narrar lo que ocurre en el trasfondo de las grandes experiencias íntimas y la ternura de un vínculo natural que logra restañar heridas emocionales. Un tierno recorrido por el amor, de una manera que te sorprenderá por su elocuencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *