Equipo argentino forense crea biblioteca forense digital sobre protocolos para el manejo de cuerpos de fallecidos por COVID-19

Noticias de Chihuahua.-

La muerte de una persona por COVID-19, dadas las posibilidades de contagio que puede presentar el virus, afecta a diferentes profesionales del Estado y particulares que participan del proceso: desde los enfermeros y médicos en la atención inicial, hasta personal de ambulancias, funerarias, forense y de cementerios. Pero sin duda, el impacto más importante es sobre los familiares y amigos de las personas fallecidas por esta pandemia.  
 
“Si bien los mayores esfuerzos están puestos en atender a las personas vivas, las personas fallecidas por COVID-19 y sus familiares tienen derecho a un tratamiento digno y respetuoso a lo largo de toda la gestión del cuerpo”, aseguró Mercedes Doretti, miembro fundadora y directora para Centro y Norte América del EAAF.
 
“La variedad de respuestas desde los Estados, con protocolos locales, nacionales e internacionales, con áreas aún poco claras, y la variedad de prácticas culturales y religiosas con el tratamiento de los muertos, hacen necesario que la información disponible hasta el momento se concentre en un sitio web accesible para quien le interesa”, explicó Luis Fondebrider, miembro fundador y Director Ejecutivo del EAAF.
 
Los Estados son los máximos responsables en la implementación de protocolos, su cumplimiento, y de dotar de la infraestructura adecuada a todos sus operadores, pero los más de 60 protocolos compilados por el EAAF interesan a todos.
 
Los  documentos publicados por el EAAF en su página web (www.eaaf.org)  están accesibles para descarga en PDF. Incluyen los de organizaciones internacionales -como el Comité para la Cruz Roja Internacional o Naciones Unidas- de distintos países -como Argentina, México, Estados Unidos, Reino Unido, España, Italia entre muchos otros- y de distintas instituciones dentro de cada país.
 
En los protocolos surgen recomendaciones sobre cómo manejar los restos de una persona fallecida por COVID-19 o sospechosa de haber estado infectada. Los protocolos proveen información sobre el nivel de riesgo de contagio a partir de contacto con cuerpos y pertenencias  de personas cuyo fallecimiento pudiera estar ligado a COVID-19 y dan instrucciones sobre las precauciones a tomar por parte del personal médico, forense, funerario y los deudos. Además, sugieren comportamientos preventivos en velorios y entierros, tanto respecto al número de personas como al tipo de ceremonia.
 
Los protocolos también tratan temas como el transporte seguro de los restos de víctimas de COVD-19 y el modo de enterrarlos o cremarlos; también abordan los riesgos y precauciones para casos de autopsias en estos casos. Los documentos nos dicen, además, lo que podemos aprender del COVID 19 al testear restos de personas fallecidas por COVID o sospechosas de haber fallecido por el virus.
 
Debido a que nuevos anexos o protocolos van surgiendo a medida que avanza la pandemia y el conocimiento sobre el comportamiento y naturaleza del virus,  el EAAF  continuará actualizando esta biblioteca de documentos periódicamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *