Así puedes evitar que se te empañen las gafas con la mascarilla

Así puedes evitar que se te empañen las gafas con la mascarilla

Las mascarillas han llegado para quedarse por la crisis del coronavirus y, aunque para todos son incómodas, las personas que llevan gafas tienen un problema añadido. Estos son algunos trucos para que no se empañen.

Las recomendaciones sanitarias cada vez son más claras: las mascarillas son efectivas para evitar la propagación del coronavirus. Después de varias idas y venidas por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros organismos, finalmente ha quedado claro que es muy aconsejable llevarlas, sobre todo para utilizar el transporte público y en espacios concurridos. El desabasto que vivimos al principio de la pandemia ha acabado y, al menos por ahora, las mascarillas están al alcance de una mayoría de la población en farmacias y otros establecimientos. Todos nos tendremos que acostumbrar a usarlas aunque para las personas que llevan gafas es doblemente incómodo. ¿Se te empañan las gafas con la mascarilla? Aquí te damos algunas tácticas para evitarlo.

Varios usuarios de Twitter, así como especialistas, han publicado varias recomendaciones para evitarlo. Una de las más virales es el truco del jabón. Consiste en frotar con una pastilla de jabón seca el cristal de las gafas y limpiarlo posteriormente con una gamuza.

Este truco funciona para muchos, pero también es verdad que para que no afecte a nuestra visibilidad, sería necesario limpiar bien muy bien las gafas, el producto se eliminará y estaremos igual que al principio. Pero no está todo perdido.

La segunda recomendación consiste en pellizcar la parte dura de las mascarillas se pone encima de la nariz para que se endurezca. Así, se evita que nuestra respiración salga por la parte superior y haga que se empañen las gafas por el vaho.

Si no se ajusta correctamente la parte superior de la mascarilla, también podemos fijarla con un esparadrapo.

El objetivo es evitar que el aire que respiramos se filtre y, para eso, hay otro truco adicional. Si cruzamos las gomas de la mascarilla a la altura de las orejas, para que quede más fijada y no se empañen las gafas. También podemos ponernos las gafas por encima de la mascarilla, en lugar de que esta cubra las gafas, y así también podemos evitar que el vaho llegue a los cristales.

Además, recordemos que existen aerosoles para evitar el vaho y que son utilizados, por ejemplo, por nadadores o buceadores para que no se les empañen las gafas dentro del agua. Estos productos han sido especialmente útiles para los profesionales sanitarios, que llevan lidiando con este problema mucho antes que nosotros y de que llegara el coronavirus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *