Cuando los amigos de un comediante muerto reactivan su cuenta de Twitter

Cuando los amigos de un comediante muerto reactivan su cuenta de Twitter

Devolver la actividad a las redes sociales de un difunto puede resultar una idea algo extravagante, pero quizá no tanto si se trata de alguien que nos dejó una herencia cómica valiosa.

Una de las cosas que más mal rollo dan en las redes sociales son aquellas cuentas de personas fallecidas que permanecen ahí, sin actualizaciones, acumulando polvo virtual, pues uno piensa que, hasta hacía no mucho, esos rincones de Facebook, de Twitter y demás estaban tan “llenos de vida” como sus legítimos usuarios. Tal vez por ese mal rollo, unos amigos sin identificar del comediante estadounidense Garry Shandling, que falleció de forma prematura de una embolia pulmonar en marzo de 2016 a los sesenta y seis años, han decidido recientemente que sería una idea formidable reactivar su cuenta de Twitter.

Y lo primero que han tuiteado es el anuncio de su curiosa iniciativa: “Unos amigos que aman a Garry, manejando sus cosas, han accedido a su Twitter”, explican a secas. “Ocasionalmente tuitearemos material de los escritos, notas y diarios que nos dejó: «Permite que la vida viva a través de ti. Presencia. Compasión. Amabilidad»”. Tras esto, varios chistes del cómico y el enlace a The Zen Diaries of Garry Shandling, la nueva miniserie documental de Judd Apatow sobre él para la HBO, en la que se muestran diversas entrevistas con sus amigos, compañeros y trabajadores y frases de sus diarios que reflejan bien su ingenio evidente y todo en lo que se empeñó a lo largo de su vida.

Habiendo nacido en noviembre de 1949 en la ciudad de Chicago, fue guionista de la sitcom Sanford e hijo (Norman Lear, 1972-1977), creó con Alan Zweibel su propio programa, It’s Garry Shandling’s Show, emitido entre 1986 y 1990; y con Dennis Klein, El show de Larry Sanders, que protagonizó entre 1992 y 1998; y además de participar en los guiones de las galas de entrega de los Premios Grammy (1993, 1994) y Emmy (2000, 2004), redactó el del filme ¿De qué planeta vienes?, dirigido por el también difunto Mike Nichols (El graduado, Closer), y fue su protagonista; y apareció en el episodio “Hollywood A. D.” (7×19) de The X-Files (Chris Carter, desde 1993).

Y en lo que se refiere a la última década, interpretó al senador Stern en Iron Man 2 (Jon Favreau, 2010) y Capitán América: El Soldado de Invierno (Joe y Anthony Russo, 2014) y puso voz al puercoespín Ikki en El Libro de la Selva (Favreau, 2016). Le nominaron en cinco ocasiones a los Emmy y en dos a los Globos de Oro como Mejor Actor por su egoísta Larry Sanders, le otorgaron un Emmy por el libreto del capítulo “Flip” (6×11) en 1998 y un BAFTA a la Mejor Serie Internacional en 1999, que compartió con Peter Tolan y Klein respectivamente; y su estilo de comedia de docudrama influyó en la que luego harían los británicos Ricky Gervais (The Office) o Steve Coogan (24 Hour Party People).

garry shandling twitter
Kathy Griffin

En la última fotografía suya que se colgó en las redes estaba acompañado por los actores Kathy Griffin (De repente, Susan) y Bob Odenkirk (Breaking Bad), y el día que falleció, ella y otros comediantes le dedicaron afligidos sus respectivos tuits: “El domingo, mi viejo amigo Garry Shandling estaba aquí, haciendo reír a todos. Le amaba. Lo que más extrañaré serán nuestras conversaciones”, escribió Griffin; “Estoy sorprendida y triste por la muerte repentina de Garry Shandling. Me sentí honrada de poder trabajar con él. Le añoraremos”, dijo Ellen DeGeneres (Ellen); “Garry Shandling fue una de las personas más brillantes que he conocido. Es una enorme e impactante pérdida”, tuiteó Billy Crystal (Cuando Harry encontró a Sally); “Él era uno de mis ídolos de la comedia. Deja tras de sí la mejor comedia de una sola cámara de todos los tiempos”, indicó Seth MacFarlane (La suerte de los Logan). Sería interesante saber lo que les parece la nueva vida que le han insuflado a la cuenta de Twitter del comediante muerto. Quizá les guste contemplar ahí otra vez las demostraciones de su agudeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *